La oposición exige la dimisión del presidente de Abjasia

La bandera georgiana ondea a media asta en Tiflis, Georgia. EFE/Zurab Kurtsikidze/Archivo

Tiflis, 9 ene (EFE).- El partido opositor Aytaira (Renacimiento) pidió este jueves la renuncia al presidente de Abjasia, Raúl Jadzhimba, para evitar "el peor de los escenarios", mientras más de mil manifestantes sitian la sede de la administración presidencial en Sujumi, capital de la república separatista georgiana.

"Tomando en consideración que la situación político-social es crítica y representa una amenaza no solo para nuestros ciudadanos, sino a la propia existencia del estado de Abjasia, el partido político Aytaira hace un llamado a Raúl Jadzhimba a que renuncie", expresó la formación en su página de Facebook.

Según la oposición, "solo eso podría evitar el peor de los escenarios en el país".

En tanto, ante la sede de la administración presidencial los partidarios de la oposición celebran un mitin, con gritos de "¡Jadzhimba, dimite!".

La principal acusación esgrimida es que durante las pasadas elecciones, en septiembre de 2019, el mandatario no obtuvo la mayoría de los votos, por lo que los opositores exigen nuevos comicios.

Las manifestaciones comenzaron en Sujumi frente a la sede del Teatro Dramático de Abjasia, pero pronto se trasladaron a la sede de la presidencia , donde la oposición trató de tomar el edificio.

La guardia presidencial se vio obligada a utilizar la fuerza cuando la multitud irrumpió en el inmueble.

Por su parte, la presidencia calificó estas manifestaciones de intento de "golpe de estado".

"Las autoridades harán todo lo que dependa de ellas para mantener la situación en el cauce constitucional", informó un portavoz de la administración presidencial a la agencia rusa Interfax.

Las Fuerzas Armadas ya anunciaron que no intervendrán, según comunicó el ministro de Defensa, Mirab Kishmaria.

"El Ejército de Abjasia jamás irá contra su pueblo", afirmó, al recalcar que las Fuerzas Armadas no se entrometen en asuntos políticos.

La disputa viene desde el año pasado, cuando el líder del partido Amtsajara y candidato a la presidencia, Ajas Kvitsinia, intentó declarar ilegales los resultados de la segunda vuelta de las presidenciales, celebradas el 8 de septiembre pasado.

A fines de diciembre el también líder opositor Aslán Bzhania anunció su apoyo a Kvitsinia.

Bzhania debía postularse a la presidencia, pero en abril de año pasado tuvo que ser hospitalizado de urgencia primero en la ciudad rusa de Sochi, luego trasladado a Moscú, tras lo cual en junio viajó a Alemania para continuar tratamiento.

La oposición declaró que el candidato fue envenenado para evitar su participación en las elecciones presidenciales, en las cuales se perfilaba como "favorito indudable".

Debido a la enfermedad de Bzhania, la oposición apoyó la candidatura de Kvitsinia, quien perdió en segunda vuelta contra Jadzhimba, a quien acusa de fraude electoral.

Abjasia se escindió de facto de Georgia a comienzo de los pasados años 90 tras un conflicto armado en que los separatistas vencieron a la tropas de Tiflis, y en 2008, tras la guerra ruso-georgia, fue reconocida por Moscú como Estado independiente, al igual que Osetia de Sur, otra entidad separatista de Georgia.