Un operativo policial en una favela de Río de Janeiro deja al menos 18 muertos y decenas de heridos

·4 min de lectura
REUTERS - RICARDO MORAES

Según las autoridades brasileñas, al menos 18 personas perdieron la vida de forma violenta este jueves en una favela de Río de Janeiro, luego de un operativo realizado por la Policía, que intentaba encontrar a los miembros de una banda delictiva. Entre las víctimas se encuentra una mujer de 50 años quien estaba sentada dentro de un vehículo durante el tiroteo, y un cabo de la Policía Militar.

Las autoridades informaron que la muerte de la señora de 50 años, que se llamaba Leticia, será investigada por la Comisaría de Homicidios y la Policía Militar, quien “brindará toda la colaboración necesaria para esclarecer el caso… Cabe señalar que también el Cabo dejó una esposa y dos hijos autistas”.

Representantes de la Policía Civil y Militar de la ciudad informaron que los otros 16 muertos posiblemente pertenecieran a la banda que buscaban atacar dentro del complejo de favelas Alemão, lugar en donde, según las autoridades, se esconden delincuentes que se dedican al robo de bancos, automóviles y vehículos de carga.

"Hubiera preferido que no reaccionaran y que arrestáramos a los 15 o 14 que habrían enfrentado la Justicia. Lamentablemente, optaron por reaccionar y atacaron a los policías y la policía no lo permitirá", aseveró Ronaldo Oliveira, subsecretario de operaciones de la Policía Civil.

Aproximadamente 400 efectivos participaron en el asedio, respaldados por cuatro aeronaves y 10 vehículos blindados.

Las muertes

En horas de la tarde, los ciudadanos comenzaron a compartir en las redes sociales imágenes que mostraban a los vecinos del lugar sacando, cargados en sábanas, los cuerpos de personas fallecidas y a los heridos.

"Tuvimos que llevarlos en un camión de bebidas y luego señalar a un residente local en su automóvil para llevarlos al hospital… La Policía no tiene como objetivo arrestarlos, sino matarlos, así que si están heridos, piensan que no merecen ayuda", manifestó Gilberto Santiago Lopes, integrante de la Comisión de Derechos Humanos de Anacrim, quien aseveró además que la Policía se había negado a ayudar.

Sin embargo, no fue sino entrada la noche cuando las autoridades confirmaron la muerte de las casi veinte personas en una rueda de prensa. Por su parte, las organizaciones de derechos humanos han pedido una investigación independiente.

"Es evidente que si hay críticas y denuncias sobre la actuación policial, se investigarán, pero lo que estamos diciendo es que los delincuentes están obligando a parte de la población a causar desorden durante la actuación policial", declaró Fabrício Oliveira, de la Policía Civil.

Violaciones a los derechos humanos

La Defensoría Pública de Río de Janeiro publicó un comunicado asegurando que le están haciendo seguimiento al caso, por ser una de las acciones policiales más mortíferas en Río, asegurando que, aparentemente, existen “graves violaciones a los derechos humanos”.

Según la institución, lo ocurrido este jueves en el complejo Alemão tiene similitudes a lo ocurrido hace un poco más de un año en otra operación en otra favela, en donde también murió uno de los funcionarios que participaba del operativo.

“¿La dinámica de cómo ocurrió? Eso lo aclarará la investigación. La Policía Militar está colaborando de lleno con estas investigaciones, con la información necesaria para que podamos entender qué pasó " expresó Rogerio Lobasso, subsecretario de operaciones del ente.

No es la primera vez que se vive un escenario como este en la capital de Brasil, en donde, por lo general, las acciones policiales dejan un saldo significativo de personas fallecidas.

Hace tan solo dos meses, 25 personas fallecieron en una acción policial similar, mientras que en mayo del 2021 se registró la acción policial más letal de la historia de Río, con 28 personas muertas en la comunidad de Jacarezinho.

Jair Bolsonaro se mostró satisfecho con la acción policial

Sin embargo, la actuación de la policía fue celebrada por el Ejecutivo estatal de Río de Janeiro y por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aunque lamentaron la muerte del cabo de la Policía.

El mandatario declaró sobre el tema durante su transmisión semanal a través de redes sociales. Allí, se manifestó en contra de un fallo emitido por la Corte Suprema, en donde fueron restringidas las acciones policiales en las favelas de Río durante la pandemia de Covid-19.

"Cuanto más protegidos, más están armados (los grupos criminales)", aseguró el mandatario ultraderechista.

Esta operación sería la tercera con más número de muertes en poco más de un año en Río de Janeiro y existe una tendencia a que este tipo de enfrentamientos se hagan más frecuentes en las zonas más empobrecidas y castigadas por la violencia, en donde además las organizaciones delictivas se disputan el tráfico de drogas.

Para este año se esperaba que los agentes de la policía comenzaran a usar cámaras de video corporales, que permitieran disminuir y prevenir algunos problemas de abuso en el uso de la fuerza. Sin embargo, aún se desconoce si los policías levaban cámaras durante esta redada.

Más de 6.100 personas murieron en el país a manos de funcionarios el año pasado, según datos del Anuario de Seguridad.

Con información de Reuters, EFE y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente