Operan a una paciente despierta para cortar el foco de la epilepsia

·2 min de lectura

Madrid, 9 may (EFE).- El servicio de Neurocirugía del hospital universitario La Paz, de Madrid, ha realizado, con éxito, una operación a una paciente despierta para extirpar el lugar exacto del cerebro donde se originaban sus crisis epilépticas.

Según ha informado este lunes el hospital, la intervención a la paciente de 20 años, con epilepsia desde hace cinco y mala tolerancia a los fármacos antiepilépticos, se le ha hecho consciente y despierta para reducir el riesgo de secuelas.

La intervención tuvo lugar en el mes de febrero y desde entonces no ha vuelto a sufrir ninguna crisis. Se ha logrado la extirpación completa de la lesión y la paciente habla y entiende perfectamente.

Pese a que la paciente llevaba años con diferentes tratamientos, sufría numerosos episodios de crisis principalmente durante las horas de sueño y tenía mala tolerancia a la medicación que además le ocasionaba efectos secundarios principalmente a nivel cognitivo.

En los últimos años y según el hospital, la cirugía se ha consolidado como una técnica eficaz y segura para pacientes que sufren epilepsia resistente a fármacos y es la opción más efectiva para un gran número de pacientes.

Por este motivo, el Comité de Cirugía de Epilepsia multidisciplinar de La Paz consideró que la paciente reunía los requisitos para realizar una operación de este tipo.

La intervención duró cinco horas y requirió la preparación previa de la paciente en la que se le instruyó sobre las tareas que debería seguir en el quirófano durante la fase despierta de la cirugía.

Para garantizar que en ningún momento accedían a una zona que pudiera poner en peligro la comprensión del lenguaje, se colocó a la paciente una manta de electrodos en su cerebro y mientras los neurofisiólogos estimulaban la zona a intervenir, un neuropsicólogo hacía preguntas a la paciente con el fin de que no hubiera interferencias en la función del lenguaje o la lectura.

En caso de producirse, los neurocirujanos hubieran parado la intervención y buscado otra vía.

En la operación han participado diez profesionales de la Unidad de Epilepsia Refractaria del hospital La Paz formada y ha colaborado el doctor Martín Tamarit del hospital universitario de Getafe.

Esta unidad está designada por el Ministerio de Sanidad CSUR (centros, servicios y unidades de referencia) desde diciembre de 2012.

El 25 % de las epilepsias aparecen en la infancia y en la actualidad aproximadamente el 30 % de pacientes no responde de forma adecuada al tratamiento farmacológico.

La epilepsia refractaria está asociada a una elevada morbilidad, debido a las crisis epilépticas o comiciales y a la medicación.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente