Operación policial en España contra unos traficantes de carne de caballo

Un guardia civil instala un control de carretera temporal en Huelva el 21 de junio de 2007

La Guardia Civil desarrollaba este viernes una operación contra una red de tráfico de carne de caballo no apta para el consumo, según un portavoz del cuerpo policial.

Según el diario El País, la operación se centra en el comerciante de carne holandés Jan Fasen, perseguido por la justicia francesa en el llamado escándalo de las lasañas con carne de caballo que afectó varios países europeos en 2013.

Un total de 25 personas han sido arrestadas desde el martes en 16 provincias españolas, señala el periódico, sin precisar si Fasen figuraba entre ellos.

La Guardia Civil confirmó únicamente que se estaban produciendo detenciones, señalando que los detalles de la operación se divulgarán el lunes.

De acuerdo con El País, se investiga dos mataderos de la provincia de León por haber introducido en el circuito de consumo humano carne procedente de caballos de recreo o de competición, que no están sometidos a los mismos controles sanitarios.

Al parecer, también se ha podido detectar carne de caballos enfermos o robados.

Esta carne se vendía en Francia, Bélgica, Italia, Rumanía y los Países Bajos, según el diario. En la red también se implicaron salas de despiece y criadores.

Según El País, Jan Fasen se instaló en la región levantina de Alicante hace un año y presuntamente puso en contacto a los productores españoles con compradores europeos.

En 2016, Fasen estaba perseguido en Francia por fraude en banda organizada. Era sospechoso de haber vendido carne de caballo etiquetada como carne de ternera a proveedores de la industria alimentaria, especialmente la sociedad francesa Spanghero.

El escándalo, que se destapó en Reino Unido a principios de 2013, se extendió por toda Europa y dejó en evidencia la complejidad y la opacidad de los circuitos de aprovisionamiento y transformación de los productos alimenticios.

Numerosas marcas de congelados, como Findus y Picard, se vieron damnificadas por un engaño masivo que abarcó 750 toneladas de carne vendidas en 13 países europeos y alrededor de 4,5 millones de platos precocinados, reveló la autoridad francesa contra el fraude (DGCCRF).

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines