La ONU reconoce la agrosilvicultura como la innovación agrícola más importante del siglo

La ONU reconoce la agrosilvicultura como la innovación agrícola más importante del siglo

La agrosilvicultura, conocida y practicada por nuestros antepasados, ha sido reconocida recientemente por la ONU como la innovación agrícola más importante de la Unión Europeaen el siglo XXI. En Polonia, esta tendencia ya es perceptible, aunque está ganando terreno lentamente entre los agricultores del país.

Marcin Wójcik, experto en agroforestería, explica:

"Se trata de limitar o contrarrestar el cambio climático y de aumentar la resistencia de la agricultura al mismo tiempo. Con esto, intentamos absorber los gases de efecto invernadero, de proteger el agua. Al plantar árboles, reducimos el impacto del viento, protegemos el suelo del exceso de luz solar y hacemos crecer la biodiversidad. Protegemos estos recursos hídricos de tal manera que el agua se filtra mejor en el suelo".

Se cree que sacrificar el espacio agrícola para aumentar la plantación de árboles reducirá la producción agrícola. Pero los expertos y algunos agricultores dicen que no tiene por qué ser así. Andrzej Majerski combina la ganadería con un huerto frutal.

"En primer lugar, las vacas tienen mejores condiciones de vida; ahora durante la temporada de calor y verano tienen sombra", afirma Majerski.

Este confiesa que gracias a este sistema: "La hierba crece mejor en el huerto, y las vacas actúan como unas segadoras ecológicas. No tenemos que segar, no hay hierba después de la siega y, además, aportan abono. Así que todo funciona a la vez: las vacas producen abono, tienen forraje en el huerto, y el manzano está en mejores condiciones, y nosotros tenemos ingresos adicionales".

Los representantes de los bosques estatales también apoyan la iniciativa agroforestal, ofreciendo ayuda a los agricultores interesados en participar en este proyecto.

Rafal Zubkowicz, responsable de prensa de los bosques estatales, declara: "Al ofrecer estos árboles a quienes quieren entrar en el mundo de la agroforestería, conseguimos promover los árboles autóctonos".

Estos árboles serán un pilar de la biodiversidad: favorecerán la aparición de aves, insectos, todo un complejo de naturaleza viva.

La agrosilvicultura es una iniciativa que requiere mucho tiempo y sus beneficios no se notarán inmediatamente. Sin embargo, los expertos tienen la esperanza de que esta innovación ecológicamente crucial arraigue entre la comunidad agrícola.