La ONU pide la liberación del activista egipcio Alaa Abdel Fattah, encerrado por Al Sisi

AFP PHOTO / Filippo MONTEFORTE

El activista de derechos humanos egipcio dejó de alimentarse y de ingerir líquidos. La ONU, varias organizaciones de derechos humanos y políticos como el francés Emmanuel Macron han pedido su liberación, coincidiendo con la celebración en el balneario egipcio de Sharm El Sheij de la Cop27.

Alaa Abdel Fattah, de nacionalidad británica y egipcia es uno de los íconos de la revuelta popular de 2011 en Egipto. El 2 de abril dejó de comer y desde el domingo también de ingerir el vaso de té con miel con el que se alimentaba en la prisión de Wadi al Natrun, al nororeste de El Cairo.

El activista ha sido encarcelado varias veces desde el año 2006 bajo Hosni Mubarak. Volvió a prisión con el mariscal Tantaui, dirigente de facto entre 2011 y 2012, también bajo Morsi y luego con el presidente Al Sisi. La última detención data de septiembre de 2019 después de haber criticado en las redes sociales a la dictadura militar. Según Amnistía Internacional, fue torturado y luego condenado en 2021 a cinco años de prisión por "difundir falsas informaciones". No se le dio la oportunidad de que apelara la decisión.

“Es muy probable que Alaa Abdel Fattah no vea cómo acaban estas jornadas", lamenta Alfonso López, experto en Egipto en Amnistía Internacional en España. "Es una persona que ha sido detenida muchísimas veces en los últimos diez años, que ha sido sometida a juicios injustos, que ha sido acusada de falsedades con tal de tenerlo detenido", agrega.

Sobre el hecho de que la conferencia climática mundial se desarrolle en un país acusado de atropellar los derechos humanos, el experto asegura que no es muy creíble que se pueda abordar de forma seria la crisis climática. "Ante un panorama muy duro contra la sociedad civil.


Leer más sobre RFI Español