La ONU pide esclarecer la muerte de joven víctima de la violencia policial en Colombia

Estudiantes rinden un homenaje a Dilan Cruz, de 18 años, quien falleció en la noche del lunes después de ser herido gravemente en la cabeza al ser alcanzado por un artefacto disparado por la Policía, en Bogotá (Colombia). EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

Bogotá, 26 nov (EFE).- La Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos pidió este martes a la Fiscalía esclarecer las responsabilidades por la muerte de Dilan Cruz, de 18 años, quien falleció anoche después de ser herido gravemente en la cabeza por un artefacto disparado por la Policía en Bogotá.

"Pedimos que sean esclarecidas las responsabilidades por la muerte de Dilan Cruz por parte de la Fiscalía. No debe haber impunidad", señaló la oficina en un mensaje publicado en sus redes sociales.

La representación de esa dependencia en Colombia también rechazó el "presunto uso excesivo de fuerza por parte del ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía) que arrebató prematuramente su vida" durante las protestas contra el Gobierno del presidente Iván Duque.

VIOLENCIA POLICIAL

Cruz fue ingresado el sábado por la tarde en el Hospital San Ignacio, en el barrio de Chapinero, tras ser herido por el ESMAD cuando protestaba de forma pacífica en el centro de la ciudad.

Desde ese día, miles de participantes en las manifestaciones contra la política económica y social del presidente Duque se congregaron frente al hospital como homenaje al joven estudiante, convertido en símbolo de la violencia policial.

Su fallecimiento se produjo justo el día en que debería haber recibido el grado de bachiller del Colegio Ricaurte, en el sur de Bogotá, en un acto en el que lo representó su hermana Denis.

Cruz se convirtió así en la primera víctima mortal de la violencia policial en el país desde que se iniciaron las protestas y se suma a otras tres personas que murieron en disturbios el pasado jueves en las ciudades de Buenaventura y Candelaria, en el departamento del Valle del Cauca (suroeste).

HOMENAJES

Ante esta situación, centenares de personas se volvieron a reunir a lo largo de la noche en el hospital en torno a un altar formado por flores, con las que hicieron un corazón; de velas, que encendieron en su honor, y de pancartas con mensajes de apoyo a los familiares, rechazo a la violencia y críticas al ESMAD.

También bloquearon la Carrera Séptima, una de las principales avenidas de Bogotá, tumbándose en el piso y haciendo un minuto de silencio como homenaje a la víctima.

La escena se replicó en la Calle 19 con Carrera Cuarta, lugar del centro de Bogotá donde el joven fue agredido por la Policía.

Las redes sociales se incendiaron con mensajes de apoyo a su familia y en rechazo a los ataques del ESMAD contra la protesta pacífica con tendencias como "Dilan", "Lo mataron", "Asesino", "El 26N el paro sigue", "Desmonte del ESMAD ya" y "Ni perdón ni olvido".

MENSAJE DE SU HERMANA

Su hermana Denis lo representó el lunes en la ceremonia de graduación de bachiller y recibió su diploma en el colegio público Ricaurte, en el sur de la ciudad.

Allí leyó un corto discurso en el que agradeció a los profesores, directivos y estudiantes del colegio por el apoyo brindado a ella y a su familia desde el sábado, cuando su hermano fue herido.

"Queremos que esto que pasó con Dilan no sea para más disturbios, no sea para que se arme más violencia. Que sea un detonante para acabar con la violencia y todo lo malo que está pasando", dijo con la voz entrecortada.