La ONU pide apoyo para dar asistencia a 2,6 millones de personas en Venezuela

En la imagen, una protesta de trabajadores de hospitales públicos en Caracas (Venezuela). EFE/Miguel Gutiérrez/Archivo

Caracas, 14 ago (EFE).- La Organización de Naciones Unidas (ONU) llamó este miércoles a apoyar el Plan de Respuesta Humanitaria que ha creado para Venezuela y por el cual requiere de 223 millones de dólares para brindar asistencia hasta final de año a 2,6 millones de personas que lo necesitan en el país suramericano.

A través de un comunicado, la ONU manifestó que el plan responde "a las necesidades más apremiantes, con un enfoque en los sectores de salud; agua, saneamiento e higiene, protección, nutrición, seguridad alimentaria, alojamiento, enseres y educación".

"Es un esfuerzo para aliviar las necesidades más agudas de los grupos más vulnerables y no es una solución a la crisis en Venezuela", dijo en el texto al señalar que creó el plan junto a ONG nacionales e internacionales y en consulta con el Gobierno de Nicolás Maduro y el Parlamento, de mayoría opositora.

El coordinador humanitario en Venezuela, Peter Grohmann, pidió "urgentemente a los donantes que apoyen este plan", al tiempo que llamó a las autoridades venezolanas y a los sectores de la sociedad a colaborar y comprometerse "conjuntamente a ayudar a los venezolanos que necesitan asistencia".

El plan, desarrollado por nueve agencias, fondos y programas de la ONU, seis ONG internacionales y 46 nacionales, tiene tres objetivos: "asegurar la supervivencia y el bienestar de las personas más vulnerables", promover su protección y su dignidad y "reforzar la resiliencia de las personas".

Estima cubrir las necesidades de la población más desfavorecida a través "de 98 proyectos" que se implementarán en todo el territorio venezolano, pero con prioridad en Amazonas, Bolívar (sur) Apure, Táchira (oeste), Carabobo (centro), Delta Amacuro (este), Distrito Capital, Miranda (centro-norte), Sucre (noreste) y Zulia (noroeste).

"Está basado en los principios humanitarios de humanidad, imparcialidad, independencia y neutralidad y el respeto a estos se monitoreará de manera transparente y constante", agregó.

Venezuela atraviesa una severa crisis económica que ha acabado con el poder adquisitivo de sus ciudadanos y ha ocasionado escasez de medicinas y alimentos desde hace unos cinco años.

La situación llevó al Parlamento, de mayoría opositora, a declarar en varias oportunidades una crisis humanitaria que el Gobierno de Maduro negó hasta principios de año, cuando aceptó ayuda de la Cruz Roja para hacer frente a la escasez de medicamentos.

La ONU en su comunicado señala que desde 2018 ha ampliado junto a sus socios "sus esfuerzos para responder a las necesidades humanitarias, con un enfoque particular en la salud, la nutrición y la protección", y señala como ejemplo que 8,5 millones de niñas, niños han sido vacunados contra el sarampión.

"Se han importado y distribuido 350 toneladas de medicinas e insumos médicos en 41 hospitales y 23 centros de salud en 18 estados; se han administrado cerca de 85,000 tratamientos preventivos y curativos para la desnutrición aguda; y 185,000 personas han tenido acceso a agua segura", apuntó.