La ONU advierte que Sri Lanka está al borde de una emergencia humanitaria

·4 min de lectura

La advertencia de Naciones Unidas llega en momentos en que Sri Lanka atraviesa por la mayor crisis financiera en décadas, que agrava la situación para su población, que enfrenta una inflación récord y la fuerte devaluación de su moneda. La nación, que espera la visita de una delegación del Fondo Monetario Internacional para el próximo 20 de junio, busca un acuerdo por seis millones de dólares para mitigar una problemática financiera sin precedentes.

Sin alimentos, medicinas, combustible, electricidad ni gas vive día a día la mayoría de los 22 millones de habitantes de Sri Lanka. La gravedad de la situación es tal que el país corre el riesgo de caer en una emergencia humanitaria, advirtió este viernes 10 de junio la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Se trata de la peor crisis financiera en la historia del país, en medio de una inflación récord y una fuerte devaluación de la rupia, la moneda local.

"Sri Lanka enfrenta su peor crisis económica desde la independencia en 1948. Nos preocupa que esto pueda convertirse en una emergencia humanitaria en toda regla", aseguró Jens Laerke, portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

El panorama es desolador. Las estanterías de los supermercados se encuentran vacías y los programas de alimentación escolar para millones de familias se han visto interrumpidos, por lo que muchos no tienen otra alternativa que reducir sus comidas.

El 70% de los hogares ha reducido el consumo de alimentos

El 70% de los hogares de Sri Lanka se vio forzado a reducir el consumo de alimentos y uno de cada dos niños necesita algún tipo de asistencia urgente, sostuvo Christian Skoog, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En medio de una economía agobiada por la deuda, gran parte de los programas sociales que podrían aliviar la situación no operan debido a que las arcas públicas son escasas y la falta de divisas le impide al país adquirir desde el extranjero productos básicos como alimentos.

Además, según la ONU, la nación sufre graves consecuencias alimentarias debido a la guerra en Ucrania, que ha frenado el paso de productos básicos que abastecían a la nación asiática.

Como parte de las causas, el Gobierno también justifica los daños que dejó la pandemia del Covid-19.

Tras la petición de las autoridades locales, este 9 de junio la ONU informó que lanzó un plan para proporcionar 47.2 millones de dólares de asistencia que abarcaría a 1.7 millones de personas afectadas por la crisis, entre junio y septiembre.

El Gobierno anuncia una red de seguridad financiera

Ante la profunda crisis, el nuevo primer ministro de la nación, Ranil Wickremesinghe, anunció en las últimas horas una red de seguridad financiera para la estabilización social y un programa de seguridad alimentaria, reportó el diario asiático 'First Post'.

"Se está recaudando una red de seguridad financiera de 200.000 millones de rupias para el apoyo del sector social", aseguró Wickremesinghe, que también se desempeña como ministro de Finanzas.

Según el funcionario, el objetivo es proporcionar apoyo financiero y logístico a los más necesitados. El plan contempla brindar alimentos de forma gratuita al 10 por ciento de la población, que no puede costear tres comidas diarias.

Sin embargo, el Gobierno reconoce que esta medida no es suficiente, por lo que urge ayuda internacional.

Wickremesinghe confirmó que un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitaría el país el próximo 20 de junio. Su Administración espera llegar a un acuerdo con la organización para finales de ese mes de junio, por alrededor de seis millones de dólares.

Por el momento, el premier afirma que algunas naciones están dando un paso adelante con la ayuda en alimentos y suministros médicos. Sin embargo, ninguna nación está proporcionando hidrocarburos de forma gratuita.

Durante meses, los habitantes de Sri Lanka han soportado largas filas para tratar de adquirir combustible para transportarse y gas para cocinar. La precaria situación ha generado decenas de protestas que han exigido la renuncia tanto del anterior primer ministro como del todavía presidente Gotabaya Rajapaksa.

Sri Lanka sigue enfrentando el resultado de una agitación económica sin precedentes desde su independencia de Reino Unido hace siete décadas.

Con Reuters, EFE y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente