Detenido por estafar 130.000 euros a un paciente con medicamentos que eran gratuitos

·3 min de lectura

La denuncia de la familia del paciente, fallecido hace unos meses, puso sobre la pista a los agentes, que, según medios italianos, han procedido ya a la detención del oncólogo Giuseppe Rizzi con cargos de extorsión agravada y continuada. Prometió al enfermo, Ottavio Gaggiotti, de 67 años y residente en Foggia (Italia), una cura para el cáncer que consistía en un medicamento, gratuito dentro del servicio sanitario, por el que le llegó a cobrar más de 130.000 euros en total.

La familia denuncia que el hombre, ya fallecido, llegó a pagarle más de 130.000 euros. (Foto: Getty Images)
La familia denuncia que el hombre, ya fallecido, llegó a pagarle más de 130.000 euros. (Foto: Getty Images)

“Mi padre fue maltratado, sus derechos como persona y como paciente fueron violados. Era una persona maravillosa y no merecía terminar con su vida tan cruelmente”, ha declarado Antonio, el hijo de Ottavio Gaggiotti, a Foggia Today. Ha sido la recopilación de pruebas de la familia, sus pesquisas y su denuncia las que han propiciado la detención de Rizzi y su compañera, la abogada Maria Antonietta Sancipriani.

Según ha contado Antonio en una entrevista con el citado medio local, su padre entró en contacto con este oncólogo de Bari a través de un amigo, que se lo recomendó. Le habían diagnosticado un “carcinoma 'irreversible', con metástasis óseas e infiltraciones medulares” y los médicos le daban una estimación de vida reducida. Sin embargo, este oncólogo le animaba a seguir un tratamiento gracias al cual podía llegar a salvarse. 

La primera visita fue en el propio hospital de Bari y eso le dio confianza a la familia. “Teníamos la garantía del centro donde trabajaba, uno de los mejores institutos de oncología de Italia”, explicaba Antonio. Sin embargo, pronto las cosas empezaron a no encajar y fue entonces cuando él comenzó “recopilar material para proteger a mi padre”. De la relación entre paciente y médico, asegura que era “extraña” y que la definiría como de “total sumisión psicológica”.

El médico le animaba a seguir ante la posibilidad de curarse y llegó a amenazarle, según el testimonio del hijo, de “abandonarlo en el camino si hablaba con alguien”. Al principio la terapia fue intensiva, pero llegaron los problemas de liquidez y se distanció en el tiempo. El pago era de 1.250 euros por cada dosis del medicamento, que después descubrieron que es el que “se administraba a pacientes con cáncer con infiltraciones medulares para aumentar la producción de glóbulos blancos, para darles un alivio temporal”. 

Como no tenía dinero para seguir pagando, pidió préstamos y hipotecas y dinero a familiares y amigos. No fue hasta después de su muerte, poniendo todos sus asuntos en regla, que la familia se dio cuenta de a cuánto accedían los pagos y de las deudas pendientes. En total, Rizzi habría cobrado a Gaggiotti algo más de 130.000 euros.

En el registro realizado por los agentes encargados de la investigación del caso se incautaron “hallazgos arqueológicos” y un total de 1,9 millones de euros guardados en cajas de zapatos y bolsas. El oncólogo se encuentra bajo arresto domiciliario y se le han embargado de manera preventiva 136.000 euros, informa la agencia de noticias italiana Ansa.

Gaggiotti fallecido el 9 de febrero del pasado año, su familia solo quiere hacer justicia y evitar que alguien pase por lo mismo que él y su familia han tenido que pasar.

EN VÍDEO | Tres arrestados por la caída del teleférico que causó 14 muertos en Italia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente