La OMS baja los umbrales de calidad de aire a niveles que hace 15 años eran seguros

·3 min de lectura
Nube de contaminación sobre Ciudad de México. (Photo: Miguel Tovar via Getty Images)
Nube de contaminación sobre Ciudad de México. (Photo: Miguel Tovar via Getty Images)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado sobre la amenaza global que supone la contaminación del aire provocada por la urbanización y el rápido desarrollo económico de los países y ha ajustado los niveles de contaminantes que hace 15 años no eran tan nocivos.

La doctora María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y del Ambiente de la OMS, ha explicado durante la presentación de las nuevas directrices sobre el tema, que los contaminantes son los mismos que anteriormente, sin embargo, la evidencia científica ha demostrado que a niveles de exposición más bajos resultan más dañinos para la salud.

“Hemos ajustado la recomendación para que se pueda salvar hasta un 80% de la mortalidad actual si se siguen las nuevas líneas propuestas por la OMS”, ha expresado.

La nueva guía establece las cantidades máximas recomendables de los contaminantes en el aire más nocivos (partículas en suspensión, ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre y monóxido de carbono) y en casi todos los casos la OMS ha decidido bajar los niveles considerados como más seguros.

Es el caso de las partículas en suspensión con un diámetro inferior a 2,5 micras (PM 2.5), considerados el contaminante más peligroso para el ser humano: hasta ahora recomendaba menos de 25 microgramos por metro cúbico de aire en un día, mientras que ahora baja el nivel óptimo a 15 microgramos.

En cuanto a las partículas de un tamaño algo mayor, de hasta 10 micras de diámetro (PM 10), la OMS baja su nivel diario recomendable desde 50 microgramos a 45 por metro cúbico de aire.

Contaminación universal

Por su parte, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la agencia de Naciones Unidas, ha añadido que también hay que tener en cuenta la contaminación del aire del hogar causada por la cocina, la calefacción y la iluminación.

“La contaminación del aire es una amenaza para la salud de todos los países, pero especialmente para los grupos vulnerables en países bajos y medianos ingresos”, ha comentado.

Según la OMS, inhalar aire contaminado aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias como neumonía, asma, incluso covid-19 de manera más agresiva.

“También es una de las principales causas de otras enfermedades no transmisibles como la cardiopatía isquémica, los accidentes cardiovasculares y el cáncer”, ha advertido.

Cada año, alrededor de siete millones de personas fallecen por enfermedades causadas por los altos niveles de contaminación. “No hay más esencial para la vida que el aire”, ha concluido.

Las ciudades españolas incumplen

El grupo de Ecologistas en Acción ha asegurado que todas las ciudades españolas incumplen las nuevas guías de calidad del aire actualizadas por la OMS.

Por esta razón, desde la asociación han pedido a los ayuntamientos una reducción “drástica y rápida” del tráfico urbano en favor de los peatones y del transporte colectivo “si de verdad quieren proteger la salud de su ciudadanía”.

Los ecologistas han recalcado que la reducción de la contaminación debería llevar a los gobiernos a avanzar “todo lo posible” en la mejora de la calidad del aire.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente