Un oligarca ruso cercano a Putin presume de haber interferido en las elecciones de EEUU

El oligarca ruso Yevgeni Prigozhin y el presidente ruso, Vladimir Putin. (Photo: ALEXEY DRUZHININ/SPUTNIK/AFP via Getty Images)
El oligarca ruso Yevgeni Prigozhin y el presidente ruso, Vladimir Putin. (Photo: ALEXEY DRUZHININ/SPUTNIK/AFP via Getty Images)

El oligarca ruso Yevgeni Prigozhin y el presidente ruso, Vladimir Putin.  (Photo: ALEXEY DRUZHININ/SPUTNIK/AFP via Getty Images)

El oligarca ruso Yevgueni Prigozhin —afín al presidente Vladimir Putin y fundador del Grupo Wagner— ha respondido a las acusaciones de una presunta injerencia en las elecciones de Estados Unidos y las ha confirmado: “Hemos interferido y seguiremos interfiriendo”.

“Señores, lo hemos hecho, lo seguimos haciendo y lo haremos en el futuro”, ha dicho Prigozhin, sancionado por Occidente, a una pregunta sobre la supuesta interferencia en los comicios legislativos en EEUU.

El empresario ha señalado después que su respuesta ha de interpretarse como algo “sutil” y “ambiguo” en comentarios publicados por el servicio de prensa de su empresa en el equivalente ruso de Facebook VKontakte, en referencia a una pregunta sobre un artículo de Bloomberg que informa sobre una “nueva injerencia de Rusia” en las elecciones de mitad de mandato estadounidenses que se celebran este martes.

En la misma línea, y con un tono de sorna, Prigozhin ha dicho que las injerencias rusas son “quirúrgicas”. “Lo hacemos con precisión quirúrgica, a nuestra manera, la que sabemos”, ha apuntado. Asimismo, ha añadido enseguida: “Durante nuestras operaciones puntuales, extraeremos los riñones y el hígado a la vez”.

La Casa Blanca “no está sorprendida”

La Casa Blanca ha afirmado que “no está sorprendida” por estas declaraciones del oligarca ruso. “Estos comentarios no nos dicen nada nuevo o sorprendente, como todos sabemos. Es bien conocido y está bien documentado a nivel público que entidades asociadas con Yevgueni Prigozhin han intentado influir en elecciones en todo el mundo, incluido Estados Unidos”, ha dicho la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en su rueda de prensa diaria.

Además, ha subrayado que “Estados Unidos ha trabajado para exponer y hacer frente a los esfuerzos de influencia maligna de Rusia y los hemos descubierto”. “Yevgueni es un conocido mal actor que ha sido sancionado por Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea (UE)”, ha recordado, antes de subrayar que “parte de los esfuerzos rusos incluyen promover narrativas destinadas a socavar la democracia y azuzar la división y la discordia”.

“No es sorprendente que Rusia destaque sus intentos y monte una historia sobre su éxito en la víspera de unas elecciones”, ha expresado, en referencia a las ‘midterm’. Así, ha hecho hincapié en que las autoridades están trabajando para “proteger la seguridad y resiliencia” del proceso de votación.

Quién es Yevgueni Prigozhin

También conocido como el chef de Putin por sus negocios en el mundo de la restauración, Prigozhin es un empresario ruso y fundador del grupo Wagner. Aunque siempre se la ha ligado con esta organización, no fue hasta el pasado septiembre cuando admitió que en 2014 creó la empresa militar privada —algo supuestamente prohibido por ley en Rusia—, que está presente en la campaña militar en Ucrania.

Además de esta organización, Prigozhin controla “una red de empresas”, entre las que se incluyen tres acusadas de interferir en las elecciones estadounidenses de 2016. Prigozhin, sus empresas y sus socios han recibido sanciones en Estados Unidos.

Según una investigación de Bellingcat, The Insider y Der Spiegel, las operaciones de Prigozhin “están estrechamente relacionadas” con el Ministerio de Defensa de Rusia y su brazo de inteligencia, el GRU.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR