Olaf Scholz critica el gobierno iraní y anuncia nuevas sanciones de la UE

La ciudad kurda de Saqqez, en el oeste de Irán, está en huelga. Es la ciudad natal de Mahsa Amini, de 22 años, cuya muerte bajo custodia policial provocó protestas en todo el país.

Iran Human Rights, una ONG con sede en Oslo, actualizó el número de víctimas este sábado. La organización afirma que las fuerzas de seguridad iraníes han matado al menos a 326 personas desde el 16 de septiembre.

El canciller alemán, Olaf Scholz, volvió a criticar duramente al gobierno iraní este sábado y prometió nuevas sanciones de la UE esta misma semana:

"La Unión Europea ya ha adoptado una serie de paquetes de sanciones. El objetivo son todos los responsables de esta violencia contra su propio pueblo. La semana que viene se añadirán más sanciones. Queremos seguir intensificando la presión sobre el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria y los dirigentes políticos. Estamos apoyando los esfuerzos por reunir pruebas para que los responsables sean llevados ante la justicia".

Las protestas por la muerte de Mahsa Amini se han convertido en uno de los mayores desafíos de la teocracia iraní desde los caóticos meses posteriores a su Revolución Islámica de 1979.

Un mensaje de Scholz para Teherán

"Estamos siendo testigos de la lucha por la libertad y la justicia. Y estamos siendo testigos de cómo los drones iraníes están atacando ciudades ucranianas y cómo están matando gente. Todo esto es completamente inaceptable. Pedimos el fin inmediato de la violencia. Pedimos la liberación de los detenidos políticos y de los periodistas encarcelados", declaró Scholz.

"Sólo puedo decir a los dirigentes de Teherán: ¿Qué clase de gobierno es el que dispara a sus propios ciudadanos? Los que actúan así deben esperar que les devolvamos la jugada. Mi mensaje a los manifestantes y a los ciudadanos con raíces iraníes aquí en Alemania es éste: Defendemos todo lo que pedís, los derechos humanos y los derechos de las mujeres, estamos codo con codo con el pueblo iraní".

Se espera que los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea acuerden sanciones adicionales cuando se reúnan el lunes.

La ministra de Asuntos Exteriores de Alemania rechazó el viernes la queja de su homólogo iraní de que estaba adoptando una postura "intervencionista" en relación con las protestas en Irán y rechazó su promesa de una respuesta "firme".

Baerbock había pronunciado un discurso ante el Parlamento alemán en el que dijo que Berlín no cedería en la búsqueda de nuevas sanciones contra Teherán por la represión de las protestas.