Ante la ola migratoria, Pedro Sánchez promete "restablecer el orden" en el enclave español de Ceuta

·2 min de lectura
Pedro Sánchez habla durante la declaración institucional sobre la situación en Ceuta, el 18 de mayo de 2021 en el palacio de la Moncloa, en Madrid

El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, prometió este martes "restablecer el orden" en el enclave de Ceuta tras una llegada masiva de migrantes desde Marruecos, que definió como "una grave crisis para España y también para Europa".

"Vamos a restablecer el orden en su ciudad y nuestras fronteras con la máxima celeridad", dijo en una declaración institucional Pedro Sánchez, quien se desplazará este martes a Ceuta y Melilla, los dos enclaves españoles en el norte de Marruecos.

Sánchez, que anuló un viaje a París a raíz de esta situación, aseguró que será "firme para garantizar la seguridad" de Ceuta y enmarcó su desplazamiento a la zona como muestra de "la determinación" de la actuación del gobierno español.

Desde el lunes, más de 6.000 migrantes entraron a nado o a pie a Ceuta, una llegada sin precedentes que coincide con un momento de tensiones diplomáticas entre España y Marruecos, socio imprescindible de Madrid en el control migratorio.

Desbordado por estas llegadas, el gobierno español desplegó el ejército para patrullar la frontera y mandó refuerzos policiales a la ciudad, al tiempo que procedía a la devolución de los migrantes entrados irregularmente.

Según indicó el ministerio del Interior, al menos 2.700 personas fueron enviadas de vuelta a Marruecos.

"Mi prioridad es la de garantizar el control del tránsito en la frontera con Marruecos (...) y proceder a la devolución inmediata de todo aquel que haya entrado irregularmente en Ceuta y Melilla", afirmó el jefe de gobierno.

En este segundo enclave español, más de 300 personas trataron de saltar la triple valla fronteriza, de las que 86 lo consiguieron, explicó la delegación del gobierno español en esa ciudad.

Únicas fronteras terrestres de la Unión Europea con África, Ceuta y Melilla suelen ser escenario de intentos masivos de entrada de migrantes irregulares, pero las cifras de estos días suponen un "récord" de llegadas, según la delegación del gobierno en Ceuta.

Las relaciones entre Madrid y Rabat se tensaron desde que se conoció a finales de abril la hospitalización en España del líder del Frente Polisario, un movimiento que lucha por la independencia del Sáhara Occidental, una excolonia española controlada por Marruecos.

En su declaración, Sánchez ensalzó la importancia de la amistad con Marruecos, pero advirtió que "para que resulte efectiva, esta cooperación debe basarse siempre, siempre, en el respeto a las fronteras mutuas".

bur-du-dbh/bl

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente