Una ola gigantesca destroza el banquete de una boda en Hawaii

El calentamiento del planeta está cambiando las reglas del juego en cuanto a los fenómenos naturales se refiere. Ejemplo de ello son los episodios de oleaje extremo, un hecho que pudieron constatar los invitados a una boda en Hawaii que estaban disfrutando tranquilamente de la celebración cuando una gigantesca ola entró con fuerza en el lugar en el que se encontraban.

A pesar de que este suceso ha sido muy comentado en redes, lo cierto es que no ha sido un hecho aislado. Tanto es así, que el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos calificó el extraordinario oleaje del fin de semana en la paradisiaca isla como “histórico”. Se vieron olas extremadamente grandes que alcanzaron los siete metros y que hacía más de una década que no tenían lugar.

El Departamento de Tierras y Recursos Naturales de Hawaii cerró varias playas pertenecientes a las costas del sur de la isla y se produjeron miles de rescates en el mar. De igual manera, el agua se precipitó sobre los tejados de varios complejos de apartamentos, aunque solo se produjeron daños materiales.

En este caso, la pista de baile del espacio en el que se celebraba el banquete de boda quedó completamente destruido, pero nadie resultó herido, el pastel de boda consiguió escapar de la furia del mar y la fiesta pudo continuar. El gran muro de agua no arruinó el día más importante de la vida de estos novios, aunque sí les dio un enorme susto que tardarán tiempo en olvidar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente