La ola de frío tampoco amaina y la alerta se extiende a 20 provincias

·2 min de lectura
Imagen de una reciente nevada en Lugo (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Imagen de una reciente nevada en Lugo (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Este jueves han venido los Reyes y también el frío. Para el viernes, sus majestades de Oriente se marcharán, pero las bajas temperaturas seguirán entre nosotros. La ola de frío se amplía y serán 20 las provincias en riesgo medio y alto por las condiciones climatológicas.

Este jueves la alerta se había lanzado sobre 15 territorios, que pasan a ser una veintena por temperaturas mínimas, nevadas, fenómenos costeros, o viento, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Por territorios, en Andalucía, Granada estará en aviso amarillo por temperaturas mínimas; en Aragón, Huesca en riesgo por nevadas y temperaturas mínimas; Asturias en aviso naranja por fenómenos costeros; Baleares en aviso amarillo por fenómenos costeros; y Cantabria en naranja por fenómenos costeros.

En Castilla y León, Burgos, León y Palencia estarán en aviso amarillo por nevadas; y en Cataluña las cuatro provincias permanecerán alerta: Barcelona por temperaturas mínimas, Girona por fenómenos costeros, Lleida por nevadas y temperaturas mínimas y Tarragona por viento.

El oleaje también pondrá en peligro los territorios costeros gallegos hasta elevar el aviso naranja Además, las olas tendrán en aviso naranja a A Coruña, Lugo y Pontevedra; las nevadas en aviso amarillo a Navarra; las olas en aviso naranja a Guipúzcoa y Vizcaya en el País Vasco; y el viento en aviso amarillo a Castellón en la Comunidad Valenciana.

El cielo, marcado por un anticiclón

Este viernes en gran parte del país se espera el predominio de una situación anticiclónica, si bien el extremo norte peninsular quedará bajo la influencia de un frente atlántico que producirá cielos nubosos y precipitaciones, que se irán desplazando de oeste a este, sobre el norte y este de Galicia, área cantábrica, alto Ebro y Pirineos.

En zonas aledañas y sistema Ibérico, se esperan intervalos nubosos sin descartar algunas lluvias débiles y dispersas; y en el resto de la Península y en Baleares, predominio de los cielos poco nubosos en general, con algunos intervalos nubosos en el este del área mediterránea y algunas brumas o nieblas matinales en la Meseta.

La cota de nieve se sitúa en la cordillera Cantábrica en 1.000/1.400 metros; en el Pirineo occidental en 500/1.000 metros subiendo a 1.000/1.200 metros; en el Pirineo central 900/1.200 metros subiendo a 1.000/1.400 metros; en el Pirineo oriental 700/1.200 metros; y en el sistema Ibérico y norte del Central en 1.000/1.400 metros.

La Aemet prevé heladas en los sistemas montañosos de la Península, localmente fuertes en Pirineos, así como en páramos de la meseta Norte y del sudeste.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente