Ofensiva rusa en el este de Ucrania: todo sobre el Donbass

·8 min de lectura

La esperada ofensiva rusa en el este de Ucrania ha comenzado, Moscú anunció que "se está implementando el plan para la liberación de las (autoproclamadas) repúblicas populares de Donetsk y Luhansk". En la mira del Kremlin, el conocido conjuntamente como el Donbass es un territorio de habla rusa en el centro de las tensiones desde 2014.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, anunció el lunes 18 de abril el inicio de la ofensiva rusa contra el este de Ucrania , donde los combates mortales se han intensificado en los últimos días.

"Podemos decir ahora que las tropas rusas han comenzado la batalla por el Donbass, para la que se han estado preparando durante mucho tiempo. Una parte muy grande de todo el Ejército ruso ahora está dedicada a esta ofensiva", dijo en un discurso difundido en Telegram.

"No importa cuántos soldados rusos traigan aquí, lucharemos. Nos defenderemos", dijo, tras asegurar en la víspera que los soldados rusos buscan "literalmente acabar y destruir el Donbass".

Poco antes, el gobernador ucraniano de la región de Luhansk, Serguiï Gaïdaï, también había dicho que la ofensiva rusa había "comenzado". “Es un infierno. Ha comenzado la ofensiva, de la que venimos hablando desde hace semanas”, dijo en Facebook. Por su parte, el jefe del Estado Mayor Andriy Yermak anunció que “ha comenzado la segunda fase de la guerra”, asegurando que las fuerzas ucranianas cuentan con los medios para resistir la ofensiva.

"Se está implementando el plan para la liberación de las (autoproclamadas) repúblicas populares de Donetsk y Lugansk", de acuerdo con la voluntad del Kremlin, dijo este martes por su parte el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu .

Esta ofensiva se esperaba desde que el Ejército ruso evacuó la región de Kiev y anunció el 25 de marzo que ahora tenía la intención de concentrar sus esfuerzos en el este del país.

Ya se habló del Donbass el 24 de febrero, cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, declaró por televisión que había tomado la decisión de lanzar una "operación militar" en Ucrania, oficialmente a petición de los líderes de las dos "repúblicas" separatistas de Lugansk y Donetsk, reconocidos como "independientes" por el Kremlin dos días antes y controlados en parte desde 2014 por fuerzas prorrusas.

Mientras aseguraba que el objetivo de la ofensiva era "desmilitarizar y desnazificar Ucrania", Vladimir Putin había dicho que quería "proteger" a las poblaciones prorrusas de Donbass, víctimas, según él y la propaganda rusa, de un "genocidio".

Para comprender lo que está en juego en esta nueva fase de la invasión rusa de Ucrania, France 24 analiza este territorio, que se ha convertido en el principal objetivo de Moscú.

El Donbass, ¿dónde está y qué es?

El Donbass es una región ucraniana formada por los oblasts (provincias) de Donetsk y Lugansk, que toma su nombre de la contracción de "Don", nombre del río que la atraviesa, y "bass" de cuenca. Este territorio de habla de mayoría rusa situado al este del país, en la frontera con Rusia, es la gran región minera ucraniana y el principal centro industrial (principalmente siderúrgico y metalúrgico) del país. Antes de que Ucrania se independizara en 1991, la región, cuyo sur limita con el mar de Azov, ya era uno de los principales bastiones industriales de la URSS, mientras que el oeste del país era su granero.

En 2001, unos 600.000 ucranianos seguían trabajando en más de 200 minas ucranianas concentradas principalmente en el Donbass. Antes del inicio del conflicto en 2014, esta región tenía cerca de 7,3 millones de habitantes según AFP, de los 45,5 millones de ucranianos, y representaba el 16% del PIB nacional. Solo Donetsk, la ciudad más grande de la cuenca minera, tenía un millón de habitantes.

¿Por qué el Donbass es de habla rusa?

Hoy en día, una parte importante de la población de Donbass es de origen ruso y los lazos familiares unen a ucranianos y rusos a ambos lados de la frontera. Esta población desciende en particular de trabajadores rusos enviados en masa por las autoridades soviéticas, en el período de entreguerras y después de la Segunda Guerra Mundial, para trabajar en la cuenca minera de Ucrania. Si ha sido de habla rusa durante varias generaciones, el Donbass no es necesariamente prorruso. De hecho, la región es ucraniana, ya que su población votó abrumadoramente a favor de la independencia de Ucrania en el referendo de diciembre de 1991.

Sin embargo, durante las primeras elecciones presidenciales de su historia, los votantes de Donbass habían votado a favor de Leonid Kravchuk, un ex apparatchik -funcionario- comunista, en lugar de los candidatos nacionalistas, pero que acabaron rápidamente dando la espalda a Moscú e imponiendo al ucraniano como un idioma nacional. Muchos años después, cuando se trate del acercamiento de Ucrania a la Unión Europea (UE), los rusoparlantes del Donbass preferirán mirar hacia Rusia.

El inicio del conflicto armado en el Donbass

En noviembre de 2013, el presidente ucraniano prorruso, Víktor Yanukóvich, abandonó repentinamente el acuerdo de asociación con la UE y optó por una cooperación más estrecha con Moscú. Esta decisión desencadenó una ola de protestas proeuropeas en Kiev, donde la plaza Maidan se convirtió en el epicentro de manifestaciones monstruosas.

El 22 de febrero de 2014, Yanukóvich fue acusado por el Parlamento y se refugió en Rusia. Vladimir Putin denunció un golpe de Estado y advirtió que "se reserva el derecho de utilizar todas las opciones disponibles, incluida la fuerza, como último recurso". En marzo de 2014, anexó Crimea cuando la insurgencia prorrusa, alentada y financiada por Moscú, se extendió por las regiones orientales del país predominantemente de habla rusa.

El 7 de abril de 2014 comienza la guerra del Donbass. Los rebeldes prorrusos, apoyados y armados por Moscú, aunque oficialmente la Federación Rusa no está involucrada en el conflicto, toman el control de las oficinas del Gobierno regional en Donetsk y proclaman una "república soberana". Por su parte, Kiev lanzó una operación "antiterrorista" y desplegó allí su Ejército. El 11 de mayo, los separatistas autoproclaman la independencia de las regiones de Luhansk y Donetsk, tras un referendo declarado ilegal, como el de Crimea, por Kiev.

Una guerra interminable

A partir de 2014, el este de Ucrania no conocerá la paz. El Donbass sigue desgarrado por una guerra sangrienta entre separatistas y fuerzas ucranianas, mientras que los acuerdos de Minsk, firmados en 2014 y 2015, pretendían silenciar las armas imponiendo un alto el fuego y la desmilitarización de la zona. En vano. En octubre de 2019, los representantes ucranianos y rusos reunidos en Minsk llegaron a un acuerdo sobre la organización de elecciones en las regiones separatistas ucranianas de Donbass para otorgarles un estatus especial. En vano, allí también.

Elegido en 2019, el presidente Volodímir Zelenski comenzó con una política de diálogo con Moscú antes de darse cuenta de su fracaso. Declaró en abril de 2021 que la entrada de su país en la OTAN era la única forma de poner fin a la guerra en el Donbass. Pero era una línea roja para Moscú, que también criticó a los ucranianos por no haber respetado nunca los términos del acuerdo de Minsk. Antes del reconocimiento unilateral de la independencia de las dos "repúblicas" separatistas de Luhansk y Donetsk por Vladimir Putin y el inicio de la invasión rusa, el conflicto en el Donbass había dejado más de 14.000 muertos y 1,5 millones de desplazados.

¿Cuál es la estrategia actual del Ejército ruso en el Donbass?

Si no hay un gran avance sobre el terreno por el momento, la ofensiva y las intenciones de los militares rusos, que se vieron obligados por la resistencia ucraniana a revisar sus planes, se reflejan en un aumento de la actividad de artillería contra varias localidades del Donbass como Rubizhne, Popasna y Marinka. El Ejército ruso, sin embargo, se hizo con el control de la localidad de Kreminna, que contaba con 18.000 habitantes antes de la guerra, y que se encuentra en la vía principal utilizada por las tropas rusas en dirección a Sievierodonestk, un poco más al sur.

Según el Ejército ucraniano, "el enemigo continúa con la transferencia de armas y equipo militar a Ucrania desde las regiones central y oriental de la Federación Rusa". Misiles antiaéreos Tor fueron trasladados a la región de Járkiv y los sistemas antiaéreos S-400 y S-300 fueron desplegados en la región rusa de Belgorod, cerca de la frontera con Ucrania, indicó este martes 19 de abril el personal del Ejército ucraniano.

Por el lado estadounidense, un alto funcionario del Departamento de Defensa indicó el 18 de abril que Rusia había aumentado en "11 batallones" su presencia militar en el este y sur de Ucrania, lo que elevó en una semana a 76 el total de batallones en el país. Estos batallones generalmente están compuestos por unidades que combinan defensa aérea, blindados, vehículos tácticos, artillería, helicópteros, ingenieros y apoyo logístico. Según este funcionario, unos 22 batallones estacionados en el norte de Ucrania probablemente estén siendo reabastecidos y reequipados, mientras que 12 de los 76 batallones todavía intentan tomar la ciudad portuaria de Mariupol. Si cae en manos rusas, los 12 batallones serán enviados a otras ciudades en el este o el sur de Ucrania.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente