Lo que le ocurre a este diputado de Vox provoca el murmullo en el Congreso: "Te lo han trucado"

·2 min de lectura

El día en el Congreso de los Diputados ha comenzado ya tenso. Hablar de ETA siempre genera crispación en el ambiente. En este caso, el diputado de Vox Antonio Salvá Verd ha querido preguntar al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por los presos de ETA y los recientes traslados, acusando al ministro de “conceder indultos encubiertos a los asesinos de ETA”.

Por lo general, llegado el turno de palabra, el parlamentario formula la pregunta preparada en alto para todo el hemiciclo. Sin embargo, Salvá ha querido “dar por reproducida” la cuestión y que Grande-Marlaska contestase directamente, algo que tiene que indicar verbalmente.

Lejos de quedarse en una simple anécdota, el momento se ha alargado más de lo previsto porque el diputado de Vox ha dado por reproducida la pregunta con el micrófono apagado y ha tenido que volver a levantarse para hablar de nuevo.

Por segunda vez, seguía sin conseguir encender el micrófono y un diputado de su mismo grupo, Javier Ortega Smith, ha tenido que encendérselo correctamente para que funcionase, lo que ha provocado cuchicheos en la sala. De hecho, en el vídeo se escucha como alguien dice esto en modo irónico: “Te lo han trucado”.

Una vez conseguido, era el turno de palabra del ministro del Interior. Grande-Marlaska ha contestado rápido y con contundencia al porqué de los trasladados y le ha devuelto la palabra al diputado de Vox.

Y aquí ha empezado el lío. Salvá ha acabado su intervención de una forma que no ha gustado nada al ministro: “La bala de ETA asesina tres veces. La primera vez a la persona, la segunda cuando los políticos como usted nos traicionan y la tercera en el olvido que es donde usted pretende llevar a las víctimas”.

En respuesta, Grande-Marlaska ha empezado diciendo que “no sabía ni qué decir”. Incluso, se ha planteado “dejar que transcurra el tiempo” y ni siquiera contestar. Sin embargo, ha acabado haciéndolo y ha dejado dos minutos en forma de lección al diputado de Vox.

“Usted hoy ha escupido a otra víctima del terrorismo, pero él no va de víctima porque está ejerciendo de político, y ese es el ministro del Interior (refiriéndose a sí mismo)”. Así ha empezado su intervención Grande-Marlaska, siendo aplaudido por el hemiciclo, y ha continuado diciendo esto: “Los traslados son aplicación de la ley”.

En mitad del discurso, el ministro del Interior ha vuelto a recriminarle a Salvá que “ha faltado el respeto a funcionarios de instituciones penitenciarias que fueron un objetivo de la organización terrorista de ETA”.

Al mismo tiempo, el diputado de Vox ha comenzado a hacer aspavientos a modo de enfado por las palabras de Grande-Marlaska y la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, ha tenido que pedir silencio a los presentes por el barullo que se estaba montando.

Y con esta frase ha concluido su intervención Grande-Marlaska: “No todo vale, señor Salvá”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...