¿Qué ocurre entre Argelia y Marruecos y por qué puede detonar un conflicto armado?

·3 min de lectura

La muerte de tres civiles argelinos esta semana por un presunto bombardeo de Marruecos, según Argel, ha reanudado la tensión entre dos antiguos adversarios. Rabat califica los señalamientos de “falsos”, pero las nuevas acusaciones amenazan con revivir un conflicto entre los dos países que protagonizan una disputa de larga data por el control del Sahara Occidental. Les explicamos.

Argelia advierte que la muerte de tres de sus ciudadanos por un presunto bombardeo marroquí “no quedará impune” y la tensión con Marruecos atraviesa una fuerte escalada.

Argel acusa a Marruecos de haber perpetrado la explosión en la zona fronteriza entre Mauritania y el disputado territorio del Sahara Occidental, hecho en el que fallecieron tres civiles cuando se transportaban en un camión con fines comerciales.

"Varios elementos apuntan a la participación de las fuerzas de ocupación marroquíes en el Sahara Occidental en el cobarde asesinato", afirmó la Presidencia argelina.

Aunque en redes sociales circularon las imágenes de un vehículo quemado, las autoridades de Mauritania aseguraron que no se registró ningún bombardeo en su territorio.

Rabat, entre tanto, ha calificado las acusaciones de “falsas” y “absurdas”, pero el incidente subraya los riesgos de un choque armado entre los poderosos rivales del norte de África, tras meses de deterioro en las relaciones bilaterales, una pugna de larga data vinculada al conflicto en la región.

El fondo de la tensión

Las relaciones entre Argelia y Marruecos se han agravado en los últimos meses. Sin embargo, vuelven a incendiar la mecha de la discordia desatada por la ocupación civil y militar de Rabat en el Sahara Occidental tras el retiro de España en 1975.

Argelia no reconoce ninguna competencia de Marruecos en el territorio, al tiempo que alberga y es el principal partidario del denominado Frente Polisario, el movimiento de liberación nacional del pueblo saharaui, el cual busca la independencia de esa región del norte de África.

La unión entre las autoridades argelinas y el Frente Polisario, sumada a las recientes acusaciones, está lejos de pasar desapercibida, pues el año pasado tras otro incidente fronterizo, el movimiento declaró la reanudación de su lucha armada contra los marroquíes. Además, amenazó con pasar por encima de la tregua alcanzada hace tres décadas entre Argel y Rabat.

El propio Frente Polisario y los medios de comunicación argelinos ya han informado de ataques contra objetivos marroquíes y pese a que Marruecos afirma que respeta el alto al fuego decretado en 1990, también reconoce que participa en acciones militares como respuesta a las agresiones.

Recientemente, Argelia cortó los lazos con su vecino país, acusándolo de no cumplir con sus obligaciones sobre el Sahara Occidental y de respaldar a un grupo de independencia regional dentro de Argelia. También ha puesto fin al suministro de gas y ha vetado a los aviones marroquíes de su espacio aéreo.

Todo apunta a que la carrera armamentista entre los viejos adversarios va a continuar. Rabat ha ha aumentado su capacidad militar durante años y en las últimas semanas los ejércitos de ambos países han realizado maniobras militares.

Con Reuters y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente