La OCU aclara lo que hemos ahorrado en la factura de la luz gracias a la "excepción ibérica"

·1 min de lectura
El portavoz de la OCU, Enrique García, en el programa 'Más Vale Tarde'. (Photo: LASEXTA)
El portavoz de la OCU, Enrique García, en el programa 'Más Vale Tarde'. (Photo: LASEXTA)

El portavoz de la OCU, Enrique García, en el programa 'Más Vale Tarde'. (Photo: LASEXTA)

Agosto se ha despedido este miércoles con un nuevo récord: la segunda factura de la luz más cara de la historia. A pesar de esto, los datos podrían haber sido mucho peores, según ha alertado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)

La factura subió en agosto un 14% respecto al mes de julio, por lo que se situó en un precio medio de 130,99 euros. A pesar de ello, la OCU ha subrayado en un comunicado que “este incremento sería mayor si no estuviera vigente la excepción ibérica”, sin la cual “la factura media habría alcanzado los 151,55 euros convirtiéndose en la mayor factura de la historia”.

Según los datos recogidos por la OCU, un consumidor ha gastado en lo que va de año un total de 914,43 euros en su factura de la luz, frente a los 547,97 euros de 2021.

El portavoz de la OCU, Enrique García, ha hablado sobre estos datos en el programa de la Sexta Más Vale Tarde, donde ha resaltado que, de no haber existido el tope al precio del gas, la factura de la luz de agosto “hubiera sido la más cara de la historia”.

“La excepción ibérica sirve para evitar grandes facturas, pero no baja sustancialmente el precio de la electricidad, que es lo que hace falta”, ha resaltado.

Además, ha señalado que algunas ofertas de comercializadoras del mercado libre “no son trasparentes”. “No están trasladando al consumidor exactamente la compensación del tope del gas ni su principal beneficio, que es reducir el coste de la electricidad”, ha asegurado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR