La OCDE prevé que el PIB bajará un punto en 2023 y sitúa el control de la inflación como prioridad

La OCDE ha recortado más aún que hace dos meses sus previsiones económicas para el año próximo, sobre todo en Europa por el impacto de la crisis energética agravada por la invasión rusa de Ucrania, y considera que la prioridad número uno de gobiernos y bancos centrales debe ser la inflación.