Los observadores internacionales celebran el clima pacífico de las elecciones en Kenia

·2 min de lectura
© Thomas Mukoya / Reuters

El país de África Oriental todavía no conoce los resultados de sus elecciones generales, celebradas el pasado 9 de agosto. A pesar de que la tensión crece a medida que pasan los días en la incertidumbre, los observadores internacionales celebraron que la violencia haya estado ausente en estos comicios.

"Generalmente satisfechos": esa es la conclusión de la misión de observadores de la Commonwealth sobre las elecciones generales de Kenia celebradas el 9 de agosto pasado.

Bruce Golding, el jefe de la misión, aseguró desde Nairobi este 11 de agosto de 2022 que las votaciones "se hicieron de manera adecuada" y que su equipo quedó "impresionado, especialmente teniendo en mente las experiencias de las elecciones pasadas".

En 2017, Kenia tuvo dos elecciones presidenciales ya que el Tribunal Supremo terminó anulando los resultados de los primeros comicios después de que la oposición, cuyo candidato perdió en ambas ocasiones, denunciara que había habido fraude.

Por su parte, Ivan Stefanec, de la misión de observación electoral de la Unión Europea, también informó que los funcionarios "evaluaron positivamente en la mayoría de los casos las votaciones".

Stefanec celebró que la jornada fuera "pacífica" y que los días anteriores estuvieran marcados por "menos tensión y conflicto" que en la edición anterior.

La misión de observación de la Comunidad de África Oriental, dirigida por el expresidente de Tanzania Jakaya Kikwete, también publicó su informe preliminar y elogió la "transparencia" de la Comisión Electoral Independiente (IBEC).

"Hacemos un llamado a todos los actores políticos y a los kenianos en general para que continúen manteniendo la paz después de que se declaren los resultados de las elecciones", pidió Kikwete.

A la espera de los resultados

Kenia todavía espera en ascuas el resultado de las votaciones. La IBEC todavía no ha ofrecido ningún dato a pesar de que han pasado ya dos de los siete días que, legalmente, tienen para anunciar el ganador de las elecciones.

Algunos medios locales han publicado proyecciones, con resultados que difieren entre sí, aunque por ahora lo máximo que realmente auguran es que un margen muy estrecho separará al ganador del vencedor, sea quien sea; o William Ruto, el actual vicepresidente, o Raila Odinga, veterano opositor que se presenta por quinta vez.

La espera no ayuda a calmar los ánimos entre los kenianos, que saben por experiencia que las elecciones presidenciales pueden convertirse en momentos violentos. En 2007, más de 1.1000 personas murieron después de las votaciones. En 2017, las últimas, en las que Odinga fue derrotado, perdieron la vida unas cien.

Es por eso que, mientras la impaciencia acucia, las autoridades llaman a la calma hasta que los resultados oficiales clarifiquen cómo se conformarán las cámaras parlamentarias del país y quién será el próximo presidente de Kenia.

Con EFE y AP