Las obras de los chilenos Gabriela Mistral y Raúl Zurita ahora podrán leerse en francés

Dos gigantes de la poesía chilena han sido traducidos al francés; Raúl Zurita y la premio Nobel de literatura, Gabriela Mistral. Gracias a dos amantes de la poesía y de Chile, Laëtitia Boussard y Benoît Santini, y a la casa editorial Caractères, ahora los francoparlantes pueden acercarse a las obras de esos autores que para la juventud chilena son “un estandarte”.

Después de tres décadas de la última traducción al francés de una obra de Gabriela Mistral, el público francoparlante puede disfrutar de una antología de su poesía y prosa. “Nos pareció fundamental volver a proponer traducciones más actuales, que puedan interesar al lector hoy en día”, aseguró Laëtitia Boussard, docente y traductora.

En el caso de Raúl Zurita, un personaje atormentado y al mismo tiempo muy complejo en la construcción de su poesía, el título de la obra recién traducida al francés es ‘Purgatorio’.

“Es un reto. El traductor de poesía se enfrenta a una serie de dificultades, la concisión formal en particular, y en el caso de Zurita el trastorno sintáctico, el uso de neologismos”, apunta por su parte Benoît Santini, igualmente traductor y docente.

“A nosotros nos importa mucho respetar las particularidades del texto fuente, es un trabajo minucioso que nos obliga a dejar reposar el texto para después volver a él y tomar una serie de decisiones. Por eso nos parece importante este trabajo a cuatro manos”, añade Santini.

La complicidad del trabajo de traductor se une a la pasión por los dos poetas chilenos, que sumergen al lector en un ir y venir de imágenes y textos de los que es difícil escapar.

“Trabajar a cuatro manos es una experiencia muy enriquecedora porque nos permite cruzar nuestras miradas a partir de un punto de vista, de una postura ‘traductológica’ común; nuestras miradas se complementan, podemos intercambiar, debatir y ponernos de acuerdo. Y también escuchamos el texto. A nosotros nos importa mucho que el texto suene bien en francés. Lo leemos en voz alta, siempre; lo dejamos reposar, lo volvemos a releer. Entonces hay una forma de riqueza que surge de esa complementariedad en el trabajo”, anota Boussard en Escala en París.

Pese a la diferencia de edad de seis décadas que separa a los dos poetas, Gabriela Mistral y Raúl Zurita son seguidos con atención por el público de su país, en particular los jóvenes. Su compromiso político y la riqueza de su obra seduce a una nueva generación.

“Los jóvenes reescriben poemas de Gabriela Mistral, como es el caso de Pablo Paredes y de Diego Ramírez, por ejemplo. Es más difícil saber en el caso de Raúl porque sigue escribiendo, está bien integrado es esos medios culturales actuales. Pero su hijo espiritual –que es así como lo denomina- es Héctor Hernández Montesinos”, nos dice Laëtitia Boussa.