Los obispos eligen hoy a su nuevo secretario general

Madrid, 23 nov (EFE).- La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) elige este miércoles a su nuevo secretario general, que sustituirá en el cargo a Luis Argüello, después de que éste presentara su renuncia al ser nombrado arzobispo de Valladolid.

Los obispos tendrán que elegir entre los candidatos propuestos por la Comisión Permanente: los obispos auxiliares de Toledo, César García Magán; y de Valencia, Arturo Pablo Ros, y el vicesecretario para asuntos económicos de la CEE, el laico Fernando Giménez Barriocanal.

El sucesor de Argüello será elegido por los 75 miembros que componen la Asamblea Plenaria (3 cardenales, 14 arzobispos, 47 obispos y 11 auxiliares), además de los administradores diocesanos de Ávila, Menorca y Girona.

El nuevo secretario general será designado, tal y como establecen los estatutos de la CEE, por un periodo de cinco años, con posibilidad de reelección para un segundo quinquenio. Y él deberá decidir si desempeña también las labores de portavocía, como suele ser habitual, aunque no obligatorio.

La votación se celebrará a partir de las 9:30 horas de la mañana y la elección será por mayoría absoluta. La votación es secreta y se realizará de manera digital.

Si después de dos votaciones ninguno de los candidatos obtiene la mayoría deseada, se realizará una tercera votación entre los dos candidatos más votados y si hubiera un triple empate, se elegiría entre los dos de mayor edad.

De nuevo, si ambos empatan, se elegirá al más mayor.

En nuevo secretario general sustituirá a Argüello, de 69 años, que llegó al cargo en noviembre de 2018 y presentó su renuncia el pasado mes de junio, después de ser nombrado arzobispo de Valladolid por el papa Francisco.

Durante estos años, Argüello ha sido la cara visible de la Iglesia en asuntos tan complejos como los casos de abusos sexuales a menores, la polémica sobre los bienes inmatriculados o la exhumación de los restos de Franco.

También durante su periodo como secretario general, la Conferencia Episcopal ha recibido, por primera vez, la visita de un presidente del Gobierno a su sede.

Aterrizó con fama de dialogante y cercano desde Valladolid, donde en los años de la transición no era raro verlo figurar en asambleas, manifestaciones o reivindicaciones de mejoras laborales de los trabajadores.

No ha sido protagonista de grandes controversias y su mandato ha estado caracterizado por la búsqueda de consensos con el Gobierno, a pesar de los grandes desacuerdos en asuntos como la legislación educativa, el aborto o la eutanasia.

(c) Agencia EFE