Obama demarra, esprinta y gana unas elecciones que estuvo a punto de perder

La noche empezó con Romney escapado, pero a media noche fue 'cazado' y, finalmente, Obama se despegó del republicano y llegó el primero a la meta de los 270 votos del Colegio Electoral.

Romney había escrito, dijo, su discurso de victoria, y tuvo que improvisar otro de derrota.

Ayer por la mañana Obama, que ya había votado hace unos días, se dedicó a jugar baloncesto (y su equipo ganó el partido), mientras que Romney madrugó para votar y salió corriendo para volar a Cleveland (Ohio) y Pittsburgh (Pensilvania).

Un intento desesperado por evitar la victoria de Obama.

Mientras tanto, el chuleta de Joe Biden se distanciaba de Obama que anteanoche había dicho que Des Moines era su último mitin en unas elecciones presidenciales, para anunciar al personal que estas no eran sus últimas presidenciales. Dios no lo quiera porque este botarate de vicepresidente puede volver loco a Obama en este segundo mandato.

Algunas lecciones de esta larga noche electoral:









  • Primera: que hispanos, negros, mujeres y jóvenes dieron la victoria Obama. Y es que las "minorías" empiezan a ser la Nueva Mayoría.



  • Segunda: que el extremismo de unos y otros no convenció a la gran mayoría del país. La moderación de Obama dio sus frutos. Y lo mismo pasó con Romney que de haber "centrado" sus mensajes mucho antes de la Convención Republicana en Tampa tal vez hoy sería presidente.



  • Tercera: que el Congreso sigue como estaba y por tanto Obama no va a tenerlo más fácil. Mal asunto.


  • Cuarta: que los exit-polls del Consorcio de los seis son más fiables que nunca, y que su difusión fue impecable, sin filtraciones ni errores.



  • Quinta: que el protagonismo de las redes sociales fue muy limitado en esta noche electoral porque lo importante no era las opiniones sino los hechos, los dardos, los votos... y para eso tuvimos que estar pegados a ABC News, NBC, CBS, CNN, FOX NEWS, Associated Press, Bloomberg, NPR, BBC y Reuters que fueron los dueños de la barraca. Y lo mismo ocurrirá hoy con The New York Times, Wall Street Journal y The Washington Post liderando on y off line el análisis y explicación de las consecuencias de lo que anoche pasó en este país.


Aquí en Boston, Elizabeth Warren, una profesora de Harvard recuperó para los demócratas el escaño del Senado que por siglos controló Ted Kennedy, y Joe Kennedy III es hoy nuevo miembro de la Cámara de Representantes por Massachusetts.

Como dijo anoche la antigua escritora de discursos de Reagan, Peggy Noonan, "nos hemos gastado más de 2.600 millones de dólares (y Obama más que Romney) y después de una carrera enloquecida de 18 meses, todo vuelve a estar como estaba".

Una vez más, y como siempre, la "apisonadora electoral" tuvo la última palabra.

La gente, no los políticos.

Los electores.

La democracia.