Una nutricionista habla alto y claro del peligro que tiene la tortilla de patatas poco cuajada

·1 min de lectura
Imagen de una tapa de tortilla de patatas. (Photo: Getty Images)
Imagen de una tapa de tortilla de patatas. (Photo: Getty Images)

Imagen de una tapa de tortilla de patatas. (Photo: Getty Images)

La nutricionista y divulgadora de seguridad alimentaria, Beatriz Robles, opinó este jueves en Hora 25 de la Cadena Ser de la importancia de tener cuidado a la hora de comer huevo en verano.

La también tecnóloga de alimentos expresó su preocupación con este alimento, ya que con el calor puede convertirse al ingerirlo en un foco de intoxicaciones por salmonelosis.

Ha puesto dos ejemplos claros: la tortilla de patata poco cuajada y la mayonesa casera.

“Es un peligro por esas rutinas que tenemos a veces de cocinar la tortilla poco cuajada, hacer mayonesa en casa con huevo crudo, que dejamos un par de horas encima de la mesa. Por todo ello, es un alimento que se relaciona con un gran número de intoxicaciones alimentarias, fundamentalmente la salmonela”, afirmó.

Preguntada concretamente por la tortilla poco cuajada, llegó a confirmar que “es una bomba”. “En ella se cumplen todos los requisitos para que las bacterias, fundamentalmente la salmonela, que pueden haber contaminado el huevo se reproduzcan muy rápidamente y produzcan una intoxicación alimentaria”, explicó Robles.

Finalmente, reconoció que “es mucho más sabrosa y jugosa”, pero avisó de que “deberíamos o no comerla en ese estado o si la comemos es mejor que la hayamos hecho nosotros y que sea inmediatamente después de haberla cocinado”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente