Asombro ante el enésimo escándalo de Juan Carlos I: el ático de Londres y 20 millones "evaporados"

TresB
·5 min de lectura

Mientras que los contagios en España por coronavirus continúan subiendo, prosigue el goteo de informaciones relacionadas con Juan Carlos I. Tras conocerse que el monarca recibió una donación millonaria del Gobierno saudí de 65 millones de euros que fue a parar a manos de Corinna Larsen, que dio órdenes para crear una estructura en Suiza en la que ocultar este dinero y que regaló un millón de euros a su amiga Marta Gayá, ahora El Confidencial publica una nueva polémica.

El medio revela que el rey emérito recibió el regalo de un ático en Londres tras su abdicación en 2014 valorado en 62,7 millones de euros y que poco tiempo después fue revendido por 20 millones de euros menos, que desaparecieron misteriosamente.

Juan Carlos I junto al sultán de Omán poco antes de su abdicación. (MOHAMMED MAHJOUB/AFP via Getty Images)
Juan Carlos I junto al sultán de Omán poco antes de su abdicación. (MOHAMMED MAHJOUB/AFP via Getty Images)

El regalo fue realizado por Omán poco tiempo después de que Juan Carlos I visitara el país como jefe del Estado y el emérito realizó algunas obras en su interior. Sin embargo, a mediados de 2016 el monarca ya no quería el presente y convenció al sultán omaní para que otorgara la vivienda como regalo de bodas a un alto ejecutivo llamado Mohamed el Husseiny, del que el emérito iba a ser su padrino.

Este hombre nunca llegó a usar el ático y unos meses después lo vendió en un paraíso fiscal a K. Legacy Ltd por 42,7 millones de euros, 20 menos que la tasación del promotor.

Estas nuevas revelaciones han tenido un importante impacto en las redes sociales y han proliferado los comentarios. Muchos usuarios se han mostrado críticos con las controversias del rey emérito y se han preguntado qué recibió a cambio Omán para realizar un regalo como este.

Más historias que te pueden interesar: