Nueve cosas que deberían hacer los padres antes de la vuelta al cole

·5 min de lectura
(Photo: JGI/JAMIE GRILL VIA GETTY IMAGES)
(Photo: JGI/JAMIE GRILL VIA GETTY IMAGES)

(Photo: JGI/JAMIE GRILL VIA GETTY IMAGES)

A medida que se acerca el inicio del nuevo curso, los padres, profesores y alumnos tienen mucho en lo que pensar, como el coronavirus y las preocupaciones típicas de cada nuevo año escolar: nuevos profesores, nuevos compañeros, un nivel más difícil, quizás nuevo colegio...

Para ayudar a suavizar la transición, hemos preguntado a varios profesores qué desearían que hicieran los padres antes del primer día de clase. Esto es lo que han dicho:

1. Empieza a practicar la rutina escolar con antelación

“En las semanas previas al inicio de las clases, reserva un tiempo para acostumbraros a la hora de levantaros, a la rutina matutina durante el año y a la hora de acostaros cuando hay colegio al día siguiente. Esto es importante porque a muchos estudiantes, la transición a un horario escolar se les hace cuesta arriba. Darles la oportunidad de practicar la rutina les permite aclimatarse antes de que sea el momento de volver realmente al colegio” - Tamara, educadora y creadora de contenido, @ifpencilscouldtalk en Instagram.

2. Comprueba el estado emocional de tus hijos los días previos

“El primer día de clase es una montaña rusa de emociones, sobre todo si es en un colegio o un ciclo nuevo. Habla con tus hijos de sus preocupaciones, sentimientos y preguntas. Si tienen alguna inquietud o duda, intenta solucionarla antes del primer día. Si no sabes bien cómo hacerlo, pide ayuda a otros padres o educadores del colegio”. - Staci Lamb, profesora y bloguera de The Engaging Station.“

3. Asegúrales que es normal estar nerviosos

“Antes de empezar el colegio, es importante que dejes espacio para sus sentimientos. TODOS sus sentimientos. Los buenos y los feos. Ayúdales a entender que está bien tener miedo y que incluso su profesor probablemente también esté nervioso. Esto les ayudará a validar sus sentimientos y a saber que no pasa nada por sentirse como se sienten”. - Lindsay Sauer, profesora y creadora de contenido detrás de @sweetnsauerfirsties en Instagram.

4. Anima a tus hijos a pedirte ayuda cuando la necesiten

“Como profesora de secundaria, me gustaría que los padres de mis alumnos prepararan a sus hijos mentalmente. El instituto es duro desde el punto de vista académico, social, mental y emocional. Recuérdales que sus profesores y tú estáis ahí para apoyarlos y animarlos. Diles que se esfuercen siempre al máximo y que pidan ayuda cuando la necesiten. Explícales que ese máximo puede ser diferente cada día, ya que seguramente sufrirán diferentes contratiempos y obstáculos, pero que es suficiente con intentarlo de verdad.

Dales las herramientas para que sepan ser respetuosos cuando no entiendan algo o cuando surja un problema. Como profesora, quiero ver a mis estudiantes tener éxito y quiero tener comunicación con sus padres para ayudar en su aprendizaje y crecimiento personal.” - Erin Castillo, profesora y creadora de contenido detrás de @affirmationsandaccessibility en Instagram.

5. Mantente en contacto con su colegio y sus profesores

“Los colegios tienen varios medios de comunicación (boletines, WhatsApp, correos electrónicos, redes sociales, etc.). Elige cuál te conviene más para estar al día de lo que ocurre y supervisar las calificaciones de tus hijos, su asistencia, etc. Estos canales de comunicación te facilitan una relación más constante con el colegio y permite repartir la responsabilidad entre todos para satisfacer mejor las necesidades de todos los estudiantes”. - Lamb.

6. Explícales que su clase es una comunidad y enséñales a ser miembros considerados

“Ayuda a tu hijo a entender que hay expectativas en casa y expectativas en el colegio y que su profesor puede esperar que haga algo de manera distinta a como lo hace en casa (o puede ser algo que nunca le han pedido en casa).

Ayuda a explicarles que el colegio y las aulas son espacios comunitarios y que las comunidades trabajan juntas para que el espacio en el que se encuentran sea lo mejor posible para todos.

Recoger lo que ensucian, abrir y cerrar recipientes de forma independiente, vestirse y desvestirse (calcetines, zapatos, abrigos o desabrochar los pantalones para ir al baño), guardar y sacar las pertenencias de la mochila y pedir ayuda cuando la necesiten son pequeños comportamientos que se pueden practicar en casa y que ayudan una vez que el niño esté en clase”. - Vera Ahiyya, profesora, creadora detrás de @thetututeacher en Instagram y autora de “KINDergarten”.

7. Explícales cómo deben y cómo no deben usar las redes sociales

“Los estudiantes deben ser conscientes de cómo utilizan las redes sociales. Las páginas web inapropiadas y el acoso en línea deben quedar estrictamente prohibidos. Los niños tienen que saber que todo lo que ponen en Internet se queda ahí para siempre. Y deben estar dispuestos a asumir las consecuencias”. - Tyrelle Lee, profesora.

8. Ayúdales a entender y aceptar la diversidad y la inclusión

“Estas conversaciones pueden tratar sobre los diferentes tipos de alimentos que come la gente, su ropa, sus idiomas, las posibles discapacidades y, especialmente, sobre la comprensión y aceptación del color de la piel, la raza o la etnia. Si se presenta la oportunidad de hablar de ello, tómate tu tiempo para iniciar o dirigir las conversaciones. Anima a tus hijos a tener curiosidad por el mundo en el que vivimos e invítales a aceptar toda nuestra diversidad”. - Ahiyya.

“En el colegio, tus hijos conocerán a otros niños de diferentes razas, creencias religiosas, capacidades, géneros y sexualidades. Conocerán a familias de estudiantes de todo tipo, incluidas familias LGTBI. Es importante que, antes de ir al colegio, los niños mantengan conversaciones serias con sus familias y lean libros que reflejen la diversidad de nuestro mundo y nuestras comunidades. Preparar a tus hijos para el éxito significa darles la oportunidad de conocerse a sí mismos y a los demás para que podamos seguir trabajando por unas comunidades inclusivas y seguras”. - Tamara.

9. Convierte los errores en oportunidades de aprendizaje

“Desde mi experiencia, cuando los alumnos cometen un error o no saben algo, puede suponerles un momento de frustración e incomodidad. Antes de que empiece el curso, hablad sobre los errores y ayúdales a desarrollar la mentalidad de que ‘los errores son oportunidades para mejorar y aprender”. Esta mentalidad hay que mantenerla a lo largo del año escolar y llevará tiempo, pero cuanto más demuestren los padres que los errores son oportunidades, más tomarán nota los hijos’ - Tamara.

Las respuestas han sido ligeramente editadas por motivos de claridad y extensión.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: