Nuevas detenciones en Pakistán por el asesinato de un estudiante liberal

Protesta en Islamabad, el 15 de abril de 2017, por el asesinato de Mashal Khan, un estudiante acusado de blasfemia y linchado en su campus universitario

Veintidós paquistaníes fueron detenidos por el asesinato de un estudiante acusado de blasfemia, linchado el jueves en su campus universitario, indicó la policía este lunes, pero los observadores temen que esto no termine en condena.

Mashal Khan, estudiante de periodismo conocido por sus opiniones liberales, fue linchado hasta la muerte acusado de blasfemia por cientos de estudiantes en Mardan, ciudad conservadora del noroeste de Pakistán, un homicidio filmado con teléfonos móviles y cuyas atroces imágenes dieron la vuelta en las redes sociales.

Cientos de personas se manifestaron en varias ciudades durante el fin de semana, reclamando que se haga justicia.

Este homicidio se produce después de que las autoridades paquistaníes alzaran la voz estas últimas semanas contra la blasfemia. Tras un silencio inicial, el primer ministro, Nawaz Sharif, condenó el sábado el asesinato y pidió perseguir a sus autores.

"En total 22 personas han sido detenidas hasta ahora", sobre todo estudiantes y algunos empleados de la universidad, indicó el lunes a la prensa el responsable de la policía de la provincia Khyber Pakhtunkhwa, Salahuddin Khan Mehsud.

La policía anunció anteriormente 12 detenciones.

Hasta ahora no hay ninguna prueba que sostengan las acusaciones de blasfemia contra Mashal Khan, precisó Mehsud, criticando a la universidad por haber lanzado una investigación sin implicar a la policía.

La blasfemia es una cuestión es muy sensible en Pakistán, país conservador donde criticar al islam se condena con la pena de muerte, y acusar a alguien de blasfemia puede pasar por un llamamiento al asesinato.

Un oficial de policía señaló, sin revelar su identidad, que sería difícil que se llegue a una condena, ya que hay numerosos partidarios de asesinatos antiblasfemia entre la policía y la justicia.

Desde 1990, al menos 65 personas fueron asesinadas en Pakistán por fanáticos después de haber sido acusadas de blasfemia, según el Centro para la Investigación y los Estudios de Seguridad (CRSS).

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines