El nudista valenciano reafirmado durante la pandemia: "No es ilegal"

M. J. Arias
·3 min de lectura

Alejandro Colomar es un viejo conocido de los medios y vecinos valencianos. A sus 27 años, este informático de profesión acumula varias denuncias por pasearse desnudo por la calle, a la vista de todos. Una fue archivada, tres están pendientes y este fin de semana ha sumado una incidencia más tras ser identificado por la Policía Local de Aldaia (Valencia), según informa Levante.

Alejandro Colomar es un nudista valenciano que reivindica que ir desnudo por la calle no es ilegal y es muy cómodo. (Foto: Getty Images)
Alejandro Colomar es un nudista valenciano que reivindica que ir desnudo por la calle no es ilegal y es muy cómodo. (Foto: Getty Images)

Desde el Ayuntamiento de esta localidad valenciana han explicado al citado medio local que los agentes le interceptaron en la calle y le tomaron los datos “por si el padre de algún menor lo denunciaba en algún momento y así ya estaba identificado”. En su defensa, este nudista, que ya ha acaparado titulares en otras ocasiones, argumenta que lo que hace no es ilegal y que no molesta a nadie.

“Siempre me ha gustado ir desnudo. Soy nudista y no hay nada malo en ello. Ni tan siquiera es ilegal. Yo tampoco lo sabía, pero en pandemia me informé y descubrí que el exhibicionismo solo es ilegal si lo haces delante de niños y con una clara intención, y no es mi caso. Así que cuando hace buen tiempo yo salgo desnudo a la calle. No hago daño a nadie”, ha declarado al diario Levante.

Su primer ‘encontronazo’ con la justicia tuvo lugar en Torrent este verano, durante el mes de julio. Le denunciaron por ir desnudo por la calle, pero el juez archivó su caso porque consideró que no había nada ilegal en su comportamiento. El joven lleva esa resolución en la riñera que le acompaña junto a su documentación por si le para la Policía. Algo a lo que dice se ha empezado ya a “acostumbrar”.

Las otras tres denuncias aún pendientes y por las que tendrá que hacer nuevas visitas al juzgado tienen que ver con desobediencia a la autoridad en algunos casos. Según recoge el citado medio local, una se interpuso cuando la Policía Local de Valencia le instó a vestirse en comisaría. Colomar había entrado a poner una denuncia, los agentes le dijeron que se pusiese la ropa y al negarse a ello, le denunciaron por “desobediencia grave a la autoridad”.

En cuanto al resto de cuentas pendientes con la justicia, ambas se interpusieron en Xirivella. Una, en virtud de la conocida como Ley Mordaza y por negarse a cumplir la orden de los agentes de vestirse. La tercera está relacionada, según sus palabras, con un “episodio muy desagradable donde un grupo de jóvenes me persiguió y me insultó”.

Esta nueva identificación en la calle cuando caminaba solo con su riñonera y unas botas no frenará a Colocar, que defiende que “ir desnudo es lo más natural”. Algo que antes solo hacía en la intimidad de su casa o en espacios como playas nudistas. “Mi familia lo sabe y le parece bien, mis amigos también y yo solo quiero reivindicar el placer de ir desnudo cuando hace solecito, sin hacerle daño a nadie. Siempre he ido desnudo por casa, siempre voy a playas nudistas... y ahora he dado un paso más para reivindicar lo más natural del mundo”, mantiene.

No lleva prendas de ropa, pero sí calzado porque, dice, “las calles están muy sucias”. Defiende que ir desnudo es muy cómodo, que siempre lo ha hecho en casa, pero que ahora que sabe que no hay delito practicará el nudismo que defiende en la vía pública siempre que el tiempo acompañe.

EN VÍDEO | El brasileño Pedro Kos lleva a sus monjas rebeldes a Sundance