Sin nubes en Stonehenge para admirar el solsticio de verano, en el día más largo del año

·1 min de lectura

Hubo suerte este año para admirar el solsticio de junio desde Stonehenge, la peculiar construcción megalítica del sureste de Inglaterra. Las nubes, en esta ocasión, no ocultaron al sol naciente.

El monumento ha sido utilizado durante mucho tiempo por los druidas celtas para sus ceremonias, pero las pesadas piedras en pie estaban allí mucho antes de su llegada y ahora son miles de turistas quienes las admiran cada año y no solo durante los solsticios.

Pero en este año, la ceremonía ha tenido un relieve especial tras ser cancelada al público desde 2020 por la pandemia de coronavirus.

Este año, el soltiscio de junio que marca el principio del verano en el hemisferio norte se ha iniciado el martes 21 de junio a las 5h52, hora central europea, iniciando así el día más largo del año.

Por el contrario, en el hemisferio sur se produce la entrada del invierno astronómico, generando la noche más larga del año.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente