Los motivos de la ruptura de 'La Familia de Novak Djokovic' en su momento más difícil

·5 min de lectura
LONDON, ENGLAND - NOVEMBER 10:  Novak Djokovic of Serbia talks with his coach Marian Vajda during a training session prior to the Nitto ATP World Tour Finals at O2 Arena on  on November 10, 2018 in London, England.  (Photo by Clive Brunskill/Getty Images)
Novak Djokovic junto a su ya ex entrenador Marian Vajda, con el que ha llegado a levantar hasta 20 trofeos de Grand Slam. Foto: Clive Brunskill/Getty Images.

La noticia de la ruptura de Novak Djokovic con su entrenador Marian Vajda ha sorprendido en las últimas horas. En uno de los peores momentos de la carrera del tenista serbio por la incertidumbre sobre su futuro al tomar la decisión de no vacunarse. Ahora, tras ser deportado de Australia y perder momentáneamente el nº1 del ranking mundial, Nole pierde a uno de los miembros de su 'Familia', como así llama a su equipo.

Marian Vajda ha sido el entrenador de Djokovic en los 20 Grand Slams de su palmarés y las 361 semanas como líder de la ATP, el tenista con más semanas en toda la historia. El preparador y ex tenista eslovaco llegó al entorno Novak en el verano de 2006. Se convirtió en su escudero más fiel y cercano, convirtiéndose en un amigo personal. Por cierto, esto último menos habitual de lo que podríamos llegar a pensar en el circuito tenístico.

La carrera de Djokovic no se entendería sin Vajda. Los difíciles primeros años ante un Federer dominador y un joven Nadal implacable en la temporada de tierra batida dejaban al serbio casi sin opciones de victorias. Fue entonces cuando Vajda le impulsó un duro y eficaz trabajo táctico y mental. El entorno de Djokovic recuerda el primer año de su matrimonio tenístico como un sacrificio constante y una notable mejora para acercarse a la élite del tenis. Apenas un año y medio después del inicio del trabajo, Djokovic levantaba su primer Grand Slam en Australia.

El equipo más cercano de Novak Djokovic cuenta que el motivo de la salida de Marian Vajda "no es una decisión del tenista, ni es sinónimo de problemas en su unión". El eslovaco, de 57 años, ha decidido pasar más tiempo con su familia después de 16 años de estrés con viajes y entrenamientos. Pero lo que es cierto es que ya casi nadie se acuerda de que sí hubo una ruptura no pactada entre ambos en 2017. Djokovic, lesionado del codo, fuera del TOP20 y con una costosa recuperación por delante que ponía en duda su vuelta a la élite y que le hacía llegar a la desesperación, decidió prescindir de los servicios de un Vajda que le pedía paciencia. El serbio contrató a Agassi y a Stepanek pero, como le había avisado su entrenador de toda la vida, su cuerpo necesitaba paciencia. No consiguió sumar ni un solo Grand Slam en ese periodo de separación. Al cumplir un año de la rescisión de su contrato, en abril de 2018, Novak llamaba a Marian para volver a ser su entrenador. Tres meses después, Djokovic estaba levantando el trofeo de Wimbledon y cinco meses después el del US Open.

Pero desde su vuelta a trabajar juntos, la relación no fue la misma. Y no por falta de afinidad, eso sí. Unos meses después, en el verano de 2019, se incorporaba al equipo el ex tenista croata Goran Ivanisevic. El fichaje de uno de los mejores sacadores de la historia se entendió como la búsqueda de una mejora hacia un tenis de puntos cada vez más cortos. Pero Ivanisevic fue ganando importancia y mucha confianza de Novak. Lo quería con él en los torneos y llegaba a solapar la acción de Vajda. Hasta el punto de que llegaron al acuerdo de que los entrenadores se fueran turnándose durante la temporada. Marian Vajda ha ido perdiendo presencia en el equipo de Djokovic en los últimos meses y llamó la atención no verle junto al serbio en su viaje fallido al Open de Australia.

Fue entonces cuando muchos consultamos el motivo de la ausencia. El entorno de Djokovic nos confirmaba que nada tenía que ver con la difícil situación del tenista y que Vajda seguía siendo un importante apoyo moral para él. Tampoco le vimos en el ATP500 de Dubai, la vuelta de Nole a la competición tras ser expulsado de Australia. Hasta que llegó la información de que Marian Vajda ya no formaba parte del cuerpo técnico y que había sido por mutuo acuerdo tras las ATP Finals de Turín del pasado mes de noviembre. El resto continuará igual y, visto lo visto en los últimos meses con las ausencias de Vajda, poco o nada debe cambiar.

Djokovic lo hacía oficial a través de sus redes sociales con un cariñoso mensaje: “Has estado a mi lado durante los momentos más importantes y memorables de mi carrera. Juntos hemos logrado lo inalcanzable y siempre estaré agradecido por su amistad y dedicación. Siempre serás mi familia y no puedo agradecerte lo suficiente por todo”. Una de las relaciones profesionales más exitosas de la historia del deporte mundial se acaba. Dicen que por cuestiones y necesidades familiares, pero lo que nadie duda es la dificultad de estar casi dos décadas conviviendo como entrenador-jugador.

A principios de 2017, lo vivimos muy de cerca con Rafa Nadal y su tío Toni. Vajda y Toni crearon con sus conocimientos a dos leyendas del tenis que han terminado buscando sabia nueva en el final de sus carreras deportivas. Aunque parece que ha sido una cuestión de comunicación y que era una decisión acordada, no deja de ser curioso que la noticia llegue en uno de los momentos más complicados para Novak Djokovic.

Vídeo | Djokovic se deja el número 1 en Dubai

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente