Así está Notre Dame tres años después del incendio que la arrasó

El 15 de abril de 2019 el mundo miraba consternado a París mientras uno de sus monumentos más emblemáticos, la catedral de Notre Dame, ardía en llamas. El incendio devoró una parte del techo y provocó el derrumbe de su aguja más famosa, además de causar desperfectos importantes en numerosos bienes inmuebles y en el interior del edificio.

Una vez que se sofocó el fuego, se asentaron los paramentos y se salvó la fachada principal, comenzaron las tareas de restauración. Unas obras que continúan tres años después del aparatoso incendio con el objetivo de que el templo vuelva a abrir sus puertas en 2024. La estructura ya no corre peligro, se han comenzado a extraer las piedras para restaurar las bóvedas y también se seleccionó la madera de roble para levantar una aguja idéntica a la que cayó devorada por las llamas.

En el interior las tareas de reconstrucción también avanzan a buen ritmo, con dos de las 24 capillas devueltas a su estado original, y también se está restaurando el órgano, que resultó muy dañado. Además, se está aprovechando para realizar labores de limpieza y los muros han recuperado un brillo que habían perdido por el paso del tiempo. Notre Dame está recuperando todo su esplendor.

Más historias que te pueden interesar: