Eduardo Madina: el discurso en voz baja que llevará al PSOE a la izquierda

Madina presentará mañana su candidatura en el Senado junto al busto del histórico dirigente Ramón Rubial

Eduardo Madina, bilbaíno de 38 años, puede ser un buen reflejo de las características que aglutina buena parte de la gente de su generación, aquellos que nacieron en los albores de la Transición.

Salvo sorpresas de última hora, el joven vasco es el último de los candidatos en oficializar sus intenciones de liderar el futuro PSOE. El escenario elegido para su presentación ha sido el el Senado, frente a la estatua de Ramón Rubial, el primer lehendakari tras la dictadura franquista.

Cuando sus compañeros de partido recuerdan sus años de juventud, da la sensación de que Eduardo Madina lleva toda una vida siendo el mismo, y realizando prácticamente las mismas tareas. Sólo que en lugar de hacerlas en su tierra, ahora las lleva a cabo en Madrid, con nostalgia pero con repercusión nacional. Mientras sus palabras sonaban hace años como tertuliano de la televisión local, hoy abren telediarios.

Su familia ha estado siempre vinculada al PSOE, y cuando entonces era tan sólo Eduardo dejó muy claro que continuaría con la tradición familiar. Con tan sólo 17 años se afilió a las Juventudes Socialistas del País Vasco, en un momento (1993) en el que el panorama político en la región era muy distinto al de ahora.

Desde el PSE-EE aseguran que muy pronto, Madina apuntaba maneras. Fue un joven muy participatio en la organización y en la sociedad vasca, llegando a ser colaborador en la televisión local. Tiempo después pasaría a la radio, una de sus grandes aficiones, en las que ha podido desarrollar algún espacio como locutor y colaboraor

Sus compañeros de filas se le recuerdan con un discurso muy directo, sosegado y tranquilo, que busca "convencer en voz baja" en lugar de imponer lo que piensa. Aquella actitud le llevó a ser secretario general de las Juventudes Socialistas vascas con un amplísimo respaldo entre los militantes, dejando de ser Eduardo para convertirse en Eduardo Madina. Ahora en plena campaña por liderar el PSOE, se hace llamar Edu Madina, aunque algunos en su partido prefieren llamarle "el chico de Rubalcaba".

No ha sido nunca el favorito del aparato, ese lugar lo ha ocupado la presidenta andaluza, Susana Díaz, pero tras renunciar en la carrera por la sucesión de Rubalcaba, algunos barones parecen haberse decantado por el vasco.

[Tal vez quieras leer: '13 rue del PSOE, el baile de nombres y caras de los socialistas']

Uno de los inconvenientes sobre el perfil de Madina, es su escasa preparación. Además de ser el líder de los jóvenes socialistas vascos, lleva cinco años ejerciendo como secretario general del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados. Sin embargo nunca ha ostentado un cargo de gestión pública de relevancia. Si Madina fuera arquitecto, de él se diría que no se le conoce ninguna obra.

Su paisano Joaquín Almunia llegó a decir en referencia a él, que no se podía "elegir candidato a alguien de 1º de BUP".

Fuera de la política ha sido profesor en la Universidad de Deusto y en la Carlos III de Madrid.

En Radio 3 participó en el espacio musical 'El postre'. Curiosidades del destino, también formó equipo en Punto Radio con algunos de los que hoy en día son sus competidores, como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría o su actual contrincante por la secretaría general del PSOE, el madrileño Pedro Sánchez.

Jugador de voleibol y licenciado en Historia

Fuera del partido, su tiempo lo ocupaba estudiando Historia contemporánea en la Universidad de Deusto, donde además cursó un máster de Integración europea, especializándose en Relaciones Internacionales. No se sabe si su afición por colaborar con medios de comunicación responde a inquietudes profesionales como periodista. En cualquier caso su perfil académico se definió muy pronto como político.

Muy pocos años después de licenciarse, pasó a dar clases en la misma universidad en la que se había formado. También era jugador del equipo de voleibol del centro, con quien competía en la liga vasca. Es su deporte favorito, al que le dedicaba buena parte de su tiempo libre hasta que un atentado de la banda terrorista ETA en 2002 le impidió seguir practicándolo.

En la actualidad compagina la vida política como diputado y secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, con la vida familiar junto a su esposa y a su hijo, con quienes vive en un céntrico barrio madrileño.

Madina se mueve como pez en el agua en las redes sociales. Mientras el otro favorito a liderar el PSOE ha apostado por un tradicional 'cara a cara', el equipo de Madina se ha volcado en Internet. Tras la abdicación de Alfredo Pérez Rubalcaba comenzaron a circular varios hashtag y cuentas en la red social en apoyo del vasco. #todosconMadina, #vamosconMadina o @ConEduMadina.

El joven político tiene ganada la batalla de Twitter. Su perfil en esta red social gana por goleada, con casi 92.000 seguidores, al del resto de sus competidores por la secretaría general del PSOE. Al vasco le sigue Pedro Sánchez, con 14.000, Pérez Tapias con 9.572 y finalmente Alberto Sotillos con 7554 seguidores.

Cualquiera que siga a Eduardo Madina en su perfil oficial de Twitter llegará fácilemente a la conclusión que este político vasco es un apasionado de la música. En esta red social suele compartir vídeos musicales de grupos y artistas como The Smiths, Luis Eduardo Aute, David Bowie, Pixies o John Cale. Su grupo favorito es The Cure y en su época de adolescente compaginó las canciones de Duncan Dhu o El Último de la Fila con el rock radical vasco. En una entrevista afirmó que dejó de escuchar este género cuando empezó a militar en el PSOE y comprendió lo que era el terrorismo.

Un profesor que "abarrotaba las clases"

En el departamento de Humanidades de la Universidad Carlos III de Madrid, en la que Madina impartió clases como profesor asociado durante seis años, hasta que sus compromisos como diputado le impidieron ya compaginar ambas actividades. Sus compañeros de departamento lo recuerdan como un "docente extraordinario". "Su aula siempre estaba abarrotada de alumnos, tenía una capacidad para la docencia y la comunicación extraordinaria", dice el profesor Ángel Bahamonde, director del Departamento, "Y que conste que no soy militante socialista", matiza con humor. "Pero Madina reunia dos elementos muy favorables parta la docencia: una gran capacidad de conocimiento sobre lo que hablaba, sobre todo de la temática del terrorismo, que él mismo por desgracia sufrió, y la facilidad para establecer empatía con sus alumnos. Y existen centenares de testigos, que son todos ellos".

Bahamonde recuerda que las clases de Madina "se eternizaban". "Tenía muchísima paciencia con sus alumnos, algo muy favorable, y sus clases se alargaban con sus preguntas".

También buenos recuerdos de su paso por la Facultad tiene Conchita, secretaria de este departamento. "Era cercano, se podía hablar con él. Cuando tenía alguna reunión importante, siempre asistía", afirma, recordando también que Madina era uno de los más responsables. "Yo le enviaba toda la información, y las citas de la reuniones. No había que ir detrás de él, y siempre contestaba con celeridad".

Un giro a la izquierda "de verdad"

- República

En varias ocasiones Eduardo Madina se ha declarado republicano, y ha reconocido que espera que se abra el debate sobre Monarquía o República en el PSOE. Su imagen de hombre sosegado se viene abajo cuandu surge el debate sobre la forma política que debe adoptar España. Su republicanismo no es un secreto, ni siquiera para Zarzuela. Sin embargo ha intentado mesurarse en este asunto para que no le perjudique políticamente. Quienes lo conocen aseguran que si llega ese momento, Madina lo planteará con sosiego y tranquilidad.

- Servicios públicos y estado del bienestar

Sin embargo, desde su partido creen que su principal apuesta será la defensa de la educación y la sanidad pública. Madina y el equipo del que se rodee querrán dar más protagonismo a la sanidad y la educación públicas, como seña de identidad del partido.

Así mismo, el bilbaino llegó a pedir a Rajoy que "diera marcha atrás en todas sus subidas de impuestos".

- Iglesia

Un cambio respecto a la posición del PSOE con la Iglesia podría ser otra de las posturas que identifiquen el futuro de los socialistas. En sede parlamentaria, Madina adviritó al PP que su grupo "no estará en el pacto de la Ley de Transparencia" si no entra la Iglesia Católica.

- Aborto

En una reciente intervención en el Congreso de los Diputados, el socialista se enfrentó al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón instándole a que "escuchase a la sociedad", en referencia al aborto. Aseguró que España es un país moderno, donde "las libertades de las mujeres para decidir o no si quieren ser madres no serán conculcadas por una amenaza legislativa". El compromiso de Madina sobre este tema es que cuando el PSOE llegue a gobernar, si llega, derogará la conocida Ley del aborto de Gallardón en el caso de que la Cámara Baja la llegue a aprobar.

- Los toros

"Soy más partidario de legalizar que de ilegalizar". Ésta es la respuesta de Madina cuando se le pregunta acerca de la conveniencia de mantener la 'fiesta nacional'. Lo que no queda muy claro es qué quiere legalizar el aspirante a liderar el PSOE.

- Diálogo con ETA

El 19 de febrero de 2002, mientras se dirigía a su trabajo, Eduardo Madina sufrió un atentado de la banda ETA tras el que le fue amputada la pierna izquierda a la altura de la rodilla. Pese a ser víctima del terrorismo abertzale, siempre se ha mostrado dispuesto al diálogo. Ha colaborado con varios foros por la no violencia, como 'Elkarri', nacionalista, y 'Gesto por la paz'.

En sus propias palabras, el atentadó le blindó contra el odio y a día de hoy afirma no sentir hacia Bildu el miedo que le producía ETA. Su actitud dialogante con la banda ha servido para acusarle de coquetear con la izquierda abertzale.

Más noticias de Lainformación.com

Pedro Sánchez, más cerca de Rubalcaba que de Zapatero

Madina presenta su candidatura: "No puedo imaginar un PSOE rupturista con la convivencia en este país"

Madina, el chico de Rubalcaba, espera que Patxi López y Díaz disfrutaran el almuerzo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente