Noruega| La centroizquierda gana las legislativas poniendo fin a ocho años de Gobierno conservador

·1 min de lectura

Noruega gira a la izquierda y Jonas Gahr Støre es la imágen del cambio. Su Partido Laborista ha ganado las elecciones legislativas celebradas este lunes. Formará coalición con sus aliados del Partido Centrista y del Partido de Izquierda Socialista. Estas tres formaciones suman 88 diputados, tres por encima de la mayoría.

La victoria del bloque de centroizquierda pone fin a ocho años de Gobierno conservador, encabezado por la primera ministra Erna Solberg, cuyo partido quedaría en segunda posición. El xenófobo Partido del Progreso, aliado de Solberg, bajaría a la cuarta posición con 20 diputados, siete menos que en las anteriores elecciones.

Los sondeos ya habían augurado la derrota de los conservadores en unos comicios en los que más del 40 por ciento de los electores votaron por anticipado.

La campaña se ha centrado en la poderosa industria petrolera, fuente de riqueza y prosperidad nacional. Pero tanto los conservadores como el centroizquierda abogan por un alejamiento gradual de los combustibles fósiles y más aún los ecologistas que habrían obtenido siete escaños.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente