Si no puedes notificar tu positivo... ¿para qué sirve RADAR COVID?

·6 min de lectura
Radar Covid: ¿Puede una buena idea terminar siendo inútil por la descoordinación entre administraciones? Sí, puede.
Radar Covid: ¿Puede una buena idea terminar siendo inútil por la descoordinación entre administraciones? Sí, puede.

¿De qué sirve una gran idea que no puedes llevar a cabo?, ¿De qué sirve una magnífica mansión si no puedes entrar por la puerta?, ¿De qué sirve un sistema de alerta de contagios si aquellos que se contagian no consiguen notificar su positivo?

A mediados de agosto, y tras una prueba piloto en la isla canaria de La Gomera, el gobierno anunciaba que la aplicación móvil RADAR COVID ya estaba lista para todas aquellas Comunidades Autónomas que la integraran con sus sistemas sanitarios. En esos momentos, tan solo estaba disponible, en modo de pruebas, en cuatro comunidades: Andalucía, Aragón, Cantabria y Extremadura. La experiencia en otros países estaba siendo positiva y todo parecía que la app se podría convertir en una útil herramienta para frenar la expansión de la pandemia.

De hecho, la aplicación RADAR COVID ha sido muy bien valorada por la mayoría de expertos e informáticos que la han analizado: es gratuita, no recoge ninguna información o datos personales del usuario, ocupa poco espacio de memoria, gasta poca batería y ni siquiera necesita wifi o 3G puesto que funciona mediante bluetooth… Es muy sencilla de usar y no es necesario aportar ningún dato personal, identificativo o no identificativo. Hace tan solo una semanas publicaron el código fuente y lo cierto es que la aplicación tiene muy buena pinta.

Si no puedes notificar tu positivo ¿de qué sirve la aplicación?
Si no puedes notificar tu positivo ¿de qué sirve la aplicación?

Si la aplicación es tan estupenda… ¿Qué diantres ha pasado en España para que ahora mismo no sirva para nada?

La respuesta es sencilla y se basa en tres problemas, uno de ellos realmente surrealista.

  • El primer problema es que, casi dos meses después del inicio de esta iniciativa, aún quedan Comunidades Autónomas que no la han integrado. Probablemente sea el escollo más sencillo de solucionar y aquellas regiones que aún no la han implementado deberían ponerse las pilas.

  • El segundo problema es el bajo número de personas que la han descargado y que la tienen operativa. La utilidad de esta aplicación reside en las notificaciones: si has estado en contacto (a menos de dos metros y durante más de 15 minutos) de alguien con alto riesgo de contagio o de contagio confirmado, la aplicación te avisa para que puedas tomar medidas, y ayudar así a que el virus no se propague… pero claro, solo servirá si un alto porcentaje de la población se ha descargado la aplicación.

Aún se discute qué porcentaje es el mínimo para que la aplicación Radar Covid comience a dar frutos. El gobierno considera que con un 25-30% de penetración empezaríamos a ver efectos de utilidad, mientras que otros expertos elevan ese porcentaje al 60% de la población. Sea como sea, estamos muy lejos de cualquiera de esas descargas mínimas. A finales de agosto se estimaba que dos millones de españoles la habían instalado ya, un dato insuficiente en comparación de los 28 millones de descargas que necesitaríamos.

  • El tercer problema es realmente ridículo y representa una muralla infranqueable, un verdadero quebradero de cabeza para todos los que intentamos ayudar con esta aplicación. Cualquier persona que resulte positivo mediante el correspondiente test diagnóstico se enfrenta a un verdadero laberinto, digno del mejor Kafka, para notificarlo a través de la aplicación. Esto tira por tierra cualquier esfuerzo, problema o ventaja citados anteriormente: Si no puedes notificar que te has contagiado… ¿para qué demonios queremos una aplicación?

Para evitar que cualquier irresponsable, bromista o hacker notifique falsos contagios, la aplicación cuenta con un código que, supuestamente, deben facilitarte las autoridades sanitarias cuando te comunican el positivo. En la teoría suena bien, en la práctica es un desbarajuste de proporciones épicas: la inmensa mayoría de los centros sanitarios ni siquiera lo saben, y el resto, los que sí lo saben, tardan días o incluso semanas en facilitarte el código.

En los últimos días la red se ha llenado de más y más y más y más, y más y más personas que han dado positivo por coronavirus y están viviendo una odisea griega para intentar notificar su estado a través de la aplicación. Radar Covid apenas envía mensajes de alerta porque las autoridades responsables de comunicar los positivos ni están informando de la aplicación, ni están facilitando con rapidez el código necesario.

¿Qué hacer para que funcione?

La cuestión afecta a los ciudadanos, a título individual, que deberíamos descargarnos ahora mismo la aplicación para hacer que sea realmente útil, y por supuesto implica directamente a las administraciones públicas. El problema de las notificaciones vuelve a ser, como tantas veces ya, la absoluta falta de comunicación y actuación entre Gobierno y Comunidades Autónomas. Las autoridades sanitarias (CCAA) encargadas de enviar el SMS con el código de activación no lo están haciendo, y los usuarios ven pasar los días sin que nadie les ofrezca los dichosos númeritos de notificación. Este problema de descordinación entre Gobierno y CCAA es ya tan patente que muchos lo sitúan en el podium de razones para explicar cómo en España hemos llegado a esta situación.

La aplicación de la NHS en Reino Unido es un ejemplo de app que está siendo útil
La aplicación de la NHS en Reino Unido es un ejemplo de app que está siendo útil

Debería ser ya una costumbre arraigada estudiar con atención qué están haciendo otros países para aprender y anticiparnos a muchos problemas. El caso de la aplicación móvil de Inglaterra podría ser un ejemplo a seguir. Nuestro editor en Londres, César Finca, nos muestra algunas diferencias. “La aplicación de la NHS británica está muy bien valorada, con casi 5 estrellas, lo que ya de por sí dice mucho. Además sirve para muchas cosas y cuenta con diferentes apartados, entre los que está incluso poder notificar síntomas y reflejar rápidamente los resultados de un test”

El sistema de notificación funciona rápida y eficazmente en la app de la NHS británica
El sistema de notificación funciona rápida y eficazmente en la app de la NHS británica

“Las opciones de la aplicación también incluyen escanear el código QR, situado a la entrada de un montón de lugares públicos, como bares o restaurantes, de manera que automáticamente se registra en la aplicación que has entrado en ese lugar”, explica Finca. De esta manera, si surge algún positivo, se puede saber en qué franja horaria estuvo en el bar y cruzar esos datos con las franjas horarias del resto de clientes para saber cuáles están en riesgo y a cuántos hay que avisar exactamente. Esto es muy útil porque permite localizar rápidamente a los afectados sin tener que utilizar decenas de rastreadores llamando a gente sin tener datos exactos, o hacer llamamientos a través de la prensa local o de redes sociales tiempo después de que se notifique un positivo, con el caos que eso puede suponer”.

Otros países están utilizando sistemas similares con mucho más éxito que España, y la diferencia no está en la aplicación en sí misma, sino en dos cuestiones fundamentales: un alto porcentaje de la población ya se la ha descargado, y sus políticos no andan a la gresca, se han coordinado y comunicado como se espera de ellos.

Más historias sobre Covid19 en Yahoo que te interesarán:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente