No hay vuelta atrás, las temperaturas del planeta seguirán subiendo

Cuando los expertos climáticos hablan de “punto de no retorno” se suelen referir al momento en el que las temperaturas globales seguirán incrementándose, incluso si no aumentan las emisiones de gases con efecto invernadero. Representaría un hito decisivo en la historia climática de nuestro planeta y para muchos investigadores ese punto ya ha sido rebasado.

En la actualidad, además de los registros y anotaciones que se han ido recogiendo desde finales del siglo XIX, contamos con numerosas herramientas para conocer el clima y la temperatura del pasado. Hasta ahora existían estudios que nos permitían retroceder hasta 25.000 años y reconstruir la temperatura global del planeta en todo este tiempo.

Sin embargo, esta semana un magnífico estudio científico publicado en la Revista Nature ha conseguido ampliar nuestra visión de manera considerable al reconstruir la evolución de las temperaturas globales de los últimos dos millones de años.

Para realizar este trabajo se han utilizado más de 60 indicadores diferentes de la temperatura superficial del mar en todo el mundo como por ejemplo la acidez, parámetros de magnesio y calcio, examen de especies fosilizadas… Por supuesto, cuanto más atrás “viajamos en el tiempo” menos indicadores fiables tenemos, pero aún así, conseguir un estudio aproximado de las temperaturas globales durante dos millones de años es una herramienta que perfeccionará nuestras previsiones y simulaciones para el futuro.

Los resultados de ese estudio indican que en la actualidad la Tierra ha alcanzado su record de temperatura en el periodo que abarca 122.000 años y lo que es peor, que las tendencias a corto y largo plazo no son muy esperanzadoras: el calentamiento global del planeta seguirá irremediablemente los próximos años y décadas.

Además el trabajo ha servido a otros expertos climáticos para realizar algunas simulaciones o completar y afinar otras que ya se habían realizado. Es el caso del climatólogo de NASA James Hansen que, en colaboración con otros once investigadores, ha publicado una revisión de sus predicciones en Earth-Systems Dynamics Journal.

Las simulaciones del equipo de James Hansen muestran un incremento medio de la temperatura media del planeta de 0.18 ºC en los últimos 45 años, causado principalmente por el aumento de las emisiones de gases invernadero.

A medio y largo plazo indican claramente un aumento de la temperatura global. Las cifras varían entre los 3 ºC en los escenarios más optimistas, hasta llegar incluso a los 7 ºC en las predicciones más catastróficas. Hay una gran diferencia entre esos pocos grados por lo que también se han alzado voces críticas tachando de alarmistas sus simulaciones.

No obstante, y aún sin saber a ciencia cierta cuál será el aumento real de temperaturas que nos espera en las próximas décadas, lo preocupante es que en todos los escenarios previstos la temperatura global del planeta seguirá incrementándose, incluso si mantenemos a raya las actuales emisiones de gases de efecto invernadero. Hemos rebasado con creces el punto de no retorno y ahora solo estamos esperando a saber a cuál de los escenarios tendremos que hacer frente.

Referencias y más información:

Snyder, C. W. “Evolution of global temperature over the past two millions years” Nature http://dx.doi.org/10.1038/nature19798 (2016).

Jeff Tollefson “Longest historic temperature record stretches back 2 million years” Nature doi:10.1038/nature.2016.20673

James Hansen, Makiko Sato, et al. “Young People’s Burden: Requirement of Negative CO2 Emissions