La madre del niño que deambulaba solo por la frontera de EEUU está secuestrada por las mafias

Carmen Rengel
·.
·2 min de lectura
La madre del niño que deambulaba solo por la frontera de EEUU está secuestrada por las mafias
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ese niño que vimos andando solo por el desierto que sirve de frontera entre EEUU y México no estaba solo porque sus padres, como tantos, hubieran preferido que cruzase así para garantizar que no lo deportasen. En su caso, iba inicialmente acompañado por su madre, pero a ella la secuestraron en el camino desde su país, Nicaragua, y por eso no pudo llegar a la tierra prometida junto a su pequeño. Ahora se sabe que ella está en manos de coyotes que reclaman una suma imposible de lograr por su familia.

Meylin del Socorro Obregón Leiva tiene 30 años y sigue desaparecida, sus familiares temen por su vida después de haber sido apresada en Tamaulipas (México), según la información aportada a medios locales por su hermano, Misael Obregón, quien sólo pudo pagar el rescate de su sobrino de 10 años. El día a día en el drama de la inmigración en la zona.

La vicepresidenta de Nicaragua y portavoz Rosario Murillo, ha dado a conocer esta madrugada que su gobierno ha pedido ayuda a las autoridades mexicanas para dar con la ubicación de Meylin. “Las autoridades mexicanas comunicaron que no tienen registros de ingreso o salida de México a nombre de Meylin del Socorro Obregón Leiva”, expuso. Han pedido a Interpol que intervenga en la búsqueda de esta mujer, para que el niño no quede desamparado.

De acuerdo con la madre de Meylin, Socorro Leiva, su “hija huyó de una mala relación”, era una mujer maltratada. Después de 12 años de relación, de infidelidades y agresiones, “ella ya no soportó más”, señala. Meylin inició su travesía a Estados Unidos el pasado 7 de febrero, junto a su hijo y dos sobrinos, hijos de Misael. En un primer intento solo pudieron cruzar la frontera los dos hijos de Misa...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.