Colleen Quigley, la atleta que abandonó a Nike y sus millones; quería más y no era dinero

·5 min de lectura
La atleta olímpica estadounidense Colleen Quigley decidió no renegociar su contrato con Nike porque no le estaban dando "lo que necesitaba". (Foto: Getty Images)
La atleta olímpica estadounidense Colleen Quigley decidió no renegociar su contrato con Nike porque no le estaban dando "lo que necesitaba". (Foto: Getty Images)

El contrato de la atleta olímpica estadounidense Colleen Quigley con Nike estaba pendiente de renegociación, pero ella decidió dejar al gigante de la ropa deportiva porque no le estaban dando "lo que necesitaba".

La determinación de Quigley, una corredora de 3.000 metros obstáculos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, se suma a una ya larga lista de atletas que no están satisfechos con los acuerdos de patrocinio con Nike y negocian con otras firmas, entre ellas Mary Cain y Allyson Felix, quienes hablan de una cultura supuestamente tóxica de la compañía y la falta de protección por maternidad.

Nike no estaba "dándome realmente lo que necesitaba", aseguró la atleta olímpica de EE. UU. sobre su nuevo trato con Lululemon.

"He estado con Nike desde 2015 cuando me gradué de la Universidad Estatal de Florida (...) luego tuve una gran carrera de cinco años con ellos", dijo Quigley a Yahoo. "Pero creo que cuando llegué al final de eso, simplemente decidí que no me estaban dando realmente lo que necesitaba fuera de la pista y que realmente no me veían como nada más que un corredor".

Quigley, que se retiró durante las pruebas para los Juegos Olímpicos realizados en Tokio, añadió que el cambio empezó cuando ella misma se empezó a ver como alguien más que una corredora que disfruta "hacer muchas cosas diferentes".

"Tengo diferentes iniciativas en las que estoy trabajando, realmente enfocándome en atletas jóvenes y atletas femeninas jóvenes", indicó. Asimismo, precisó que siente que Lululemon la "valora como esa persona completa" y eso es lo que realmente "le atrajo de ellos".

"No es necesario estar en la cima del podio para enviar un mensaje contundente", subrayó.

Los atletas profesionales en deportes como el atletismo buscan acuerdos de patrocinio a cambio de una compensación, ya que hay pocas ligas, especialmente para mujeres, que pagan salarios viables. Para estrellas universitarias como Quigley, firmar con una marca importante representa el sueño de llevar su carrera en atletismo al siguiente nivel.

Ella describe su contrato con Nike como de una simple "relación transaccional".

"Corres esta vez, te clasificas para este equipo, te ubicas entre los tres primeros y te pagan esta cantidad, y si no te desempeñas bien, no ingresas al equipo y no obtienes una medalla, entonces no te pagan", dijo.

La deportista abundó que todas las marcas tradicionales ven a los atletas como "una máquina de resultados" y que lo único que valoran es lo que puedan hacer en la pista.

Nike estimó que gastará una cifra cercana a los 1.330 millones de dólares en contratos de patrocinio en el año fiscal 2021, según documentos de la compañía. Esa cifra varía según el desempeño de los atletas y no incluye el costo del equipo deportivo proporcionado a los deportistas.

A pesar del enorme poder de las marcas tradicionales, las mejores atletas buscan cada vez más patrocinios que vayan más allá de solo recompensar sus logros deportivos.

En 2019, la velocista olímpica Allyson Felix se fue de Nike después de que sintió que la presionaron para regresar rápidamente a la pista después de su embarazo y aceptando un recorte salarial significativo.

"Si tenemos hijos, corremos el riesgo de recortes salariales de nuestros patrocinadores durante el embarazo y después", escribió en un artículo de opinión en ese momento. "Es un ejemplo de una industria del deporte donde las reglas todavía están hechas principalmente por y para hombres". 

Nike tuvo que actualizar su política de maternidad para garantizar el pago de las atletas embarazadas después de que Félix, así como las corredoras Alysia Montaño y Kara Goucher, hicieran públicas las historias de sus embarazos bajo el patrocinio de Nike.

Félix, después de asociarse con Athleta y comenzar su propia empresa de calzado, ha obtenido excelentes resultados y la medalla número 11 en unos juegos olímpicos, lo que la convirtió en la mujer más condecorada en la pista olímpica.

"Es increíble verla atravesar toda esa lucha, creer realmente en sí misma y saber que podía hacerlo y decir puedo ser mamá, puedo pasar por esto y seguir siendo un atleta y hacer mi trabajo", dijo sobre Félix.

Quigley también destacó a la gimnasta olímpica Simone Biles, quien dejó Nike a principios de este año por la marca de ropa deportiva enfocada en mujeres Athleta, por su retiró de la competencia olímpica en Tokio para priorizar su salud mental.

"No es necesario estar en la cima del podio para enviar un mensaje fuerte", dijo Quigley.

Lululemon se acercó a ella en febrero después de que corriera con una camiseta sin mangas que presentaba a la organización sin fines de lucro "Achieving My Purpose".

"Se dan cuenta del impacto que tengo en las redes sociales o del trabajo que hago con los atletas jóvenes en todo el país (...) ellos realmente ven todas esas cosas", dijo.

Las redes sociales y el auge del marketing de influencers también han abierto canales para que los atletas se apropien más de sus marcas e interactúen con los fanáticos.

Quigley también señaló la nueva política que está cambiando los patrocinios deportivos: la NCAA ahora permite que los atletas universitarios se beneficien de su nombre e imagen.

"Y eso es realmente lo que los fans quieren ver", continuó. “Eso es lo que sintonizan. Creo que es asombroso. Les da más poder a los atletas y les permite realmente contar su propia historia y estar a cargo de su vida y de su futuro ”.

VIDEO: ¡Quémenlo! Funcionario en México llega ebrio y casi lo linchan los vecinos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente