El falso mono de Nieves Álvarez es la gran tendencia que debes copiar

Hasta el 24 de febrero, Milán vuelve a convertirse en el punto de encuentro para los amantes de las tendencias. La Semana de la Moda congregará, una vez más, en diferentes puntos de la ciudad italiana, todo tipo de desfiles a los que, las celebridades con más estilo de todo el mundo, no podrán faltar. Ha sido el caso de Nieves Álvarez, aunque esta vez no hemos visto a la presentadora de Flash Moda sobre la pasarela, como sí pasó hace unas semanas en París. Esta vez ha acudido en calidad de invitada de honor a la presentación de las novedades de Alberta Ferretti Otoño/invierno 2020-2021 que han tenido lugar este miércoles en un show en el que ha coincidido, en pleno front row, con otros rostros conocidos como Valeria Mazza o Adriana Abascal. Para la ocasión, la maniquí se ha convertido en la mejor embajadora de la firma acudiendo al show con un conjunto que adelanta algunas de las propuestas que veremos a lo largo de los próximos meses. Y lo que la modelo confirma es que el animal print no se va a ninguna parte.

VER GALERÍA

Nieves Álvarez

Como la propia Nieves compartió en sus perfiles sociales poco antes del desfile, aquel look se merecía la etiqueta de 'más es más', ya que se alejaba de todo tipo de minimalismo, una tendencia que dominaba la pasarela hasta hace relativamente poco. Los estilismos cargados, el barroco al que tanto nos animó a sumarnos la estética Camp que llegó incluso a convertirse en la temática de la pasada Gala Met, son ahora los estilismos más imitados. "Saliendo para Alberta Ferretti", escribió compartiendo un pequeño vídeo delante del espejo donde se podía apreciar su combinación, en la que se podían contar hasta tres tipos de estampados inspirados en el pelaje animal: cebra, jirafa y leopardo.

VER GALERÍA

Alberta Ferretti

Su elección no había sido otra que un look firmado por la marca italiana, por lo que se convirtió en la mejor embajadora de su colección primaveral. Un conjunto de blusa y pantalón que, a modo de mono, se coordinaban a la perfección simulando que, en realidad, era una pieza. Como toque final, y para darle un toque más roquero a la mezcla, unos botines de Christian Louboutin con hebillas delanteras y tacón fino pusieron el broche a la composición. No faltó tampoco un abrigo con el mismo motivo dibujado como punto final, también 100% made in Italy.

VER GALERÍA

Nieves Álvarez

Después del desfile, los invitados no quisieron perderse la fiesta en el palacio Donizetti, la mejor de las excusas para cambiarse de ropa. La maniquí se puso una combinación más fiestera recurriendo a un básico del armario: el little black dress. Para que el clásico vestido recibiera todavía más atención añadió unas sandalias de Aquazzura cubiertas de brillos. Si algo mantuvo entre una y otra cita en la capital de la moda italiana fue el beauty look diseñado por Ramón Ríos. Tanto su mirada de impacto como el semirrecogido fueron en denominador común de ambos conjuntos.