Los nidos cuya retirada puede terminar con pena de cárcel para varios vecinos

·2 min de lectura

Los vecinos de un bloque de viviendas de Cáceres llevan años pendientes de unos nidos. Primero por las molestias que les ocasionaban y por la suciedad que generaban sus habitantes. Ahora, porque hace solo unos días se ha celebrado el juicio contra la empresa contratada para su retirada, los responsables de la comunidad y la administradora de la finca. La Fiscal ha pedido hasta dos años de pena de cárcel por los dos delitos contra la fauna de los que, según ha recogido Hoy, se les acusa.

Los nidos pertenecían a una especie protegida y se necesita un permiso especial para retirarlos. (Fuente: Getty Images)
Los nidos pertenecían a una especie protegida y se necesita un permiso especial para retirarlos. (Fuente: Getty Images)

La Fiscalía, que ha elevado la petición de penas, considera que los acusados han cometido dos delitos contra la fauna. En concreto, uno por destrucción de especies protegidas y otro por llevar a cabo actividades que impiden y/o dificultan su reproducción. Por ambos pide dos años de prisión para cuatro de los acusados y una multa de seis meses (a 6 euros por día) para otro por una imprudencia grave.

La acusación particular, ejercida por la organización Seo Birdlife, ha pedido 18 meses de prisión, una indemnización de 5.000 y que se restaure el edificio para dejarlo tal cual estaba antes de la retirada de los nidos pertenecientes a ejemplares de avión común, especie protegida y por la que algunos de los vecinos y quienes se encargaron de quitarlos han acabado en el banquillo. 

Los hecho juzgados ocurrieron en 2017 y, según explican desde el citado medio local, el origen del conflicto legal está en que los nidos se retiraron sin la autorización correspondiente por parte de la Junta. Explican en Hoy que un experto aves y activista se percató de lo ocurrido y alertó al Seprona poniendo en marcha la maquinaria legal contra la comunidad de vecinos.

Por mucho que moleste la suciedad y el ruido, los nidos no pueden retirarse sin más. Hay que cumplir con unos trámites. El delegado de Seo Birdlife en Extremadura, Marcelino Cardalliaguet, explica que “los nidos no se pueden eliminar aunque no haya pájaros en su interior”. Cuando estos han sido construidos por especies protegidas, como en este caso, lo primero es pedir autorización a la Consejería de Transición Ecológica, que concede permisos especiales cuando de por medio está en juego la salud pública. 

Esa fue la manera de proceder de otro bloque en Cáceres, evitándose así el posterior juicio. Su problema en este caso es que los permisos de la Junta para estos menesteres tienen un plazo de vencimiento y, con la pandemia de por medio, tuvieron que retrasar la limpieza y ahora les ha caducado. Así que tienen que renovar su petición para poder proceder a quitar esos nidos tan molestos para los vecinos. 

EN VÍDEO | Pájaro carpintero destruye costosa cámara de vida silvestre

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente