Nick Kyrgios mete a Rafael Nadal de por medio en una de sus broncas con el árbitro

·3 min de lectura
Rafael Nadal y Nick Kyrgios durante su bronca con el juez de silla y el supervisor del Torneo de Halle. (Foto: Richard Callis / ATP Images / Getty Images / Thomas F. Starke / Getty Images).
Rafael Nadal y Nick Kyrgios durante su bronca con el juez de silla y el supervisor del Torneo de Halle. (Foto: Richard Callis / ATP Images / Getty Images / Thomas F. Starke / Getty Images).

En su partido de octavos de final del Torneo de Halle de este 15 de junio frente a Stefanos Tsitsipas, Nick Kyrgios volvió a tenerlas tiesas con el juez de silla, lo cual no sorprende a nadie a estas alturas. Lo que sí llamó la atención es que en mitad de la bronca con el árbitro sacara sin venir a cuento el nombre de Rafael Nadal para soltarle un palo. Y es que ya sabemos que le tiene tanta admiración como tirria al español.

El australiano perdió el primer set por 5-7 y ya se le veía bastante nervioso. De hecho, destrozó una de sus raquetas golpeándola con fuerza repetidas veces contra su banquillo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin embargo, comenzó bien la segunda manga rompiendo el servicio de Tsitsipas y poniéndose 2-0 arriba. En el tercer juego, el juez de silla le dio una advertencia por pérdida de tiempo, la segunda que recibía en el partido, y Kyrgios definitivamente explotó.

Se acercó visiblemente enfadado y protestando en dirección al árbitro, al que le pidió que bajara el supervisor del torneo. Mientras, seguía discutiendo con el juez de silla y en un momento dado aprovechaba para lanzarle la pulla a Nadal. “¿No puedo ir a por mi toalla? La cantidad de veces que he tenido que esperar a Rafa, pasa en todos los partidos”, soltó y comenzó a recibir los abucheos del público.

El jugador aussie se sentó en su banquillo y, tal y como había pedido, bajó el supervisor, que estuvo hablando un momento con él mientras Tsitsipas seguía sobre la pista y aprovechaba para practicar el saque.

Después de la charla el partido se reanudó, aunque Kyrgios seguía dándole vueltas al asunto. En el siguiente cambio, se dirigió nuevamente al árbitro. “Estadísticamente soy el jugador más rápido del circuito, así que lo siento, pero tengo que coger mi toalla. Mis manos están húmedas, están húmedas”, le soltó.

Pese al incidente, el número 65 del mundo fue mejorando su juego a medida que avanzaba el partido y se llevó la segunda manga por 6-2 y la tercera por 6-4 dejando muestras de que, pese a sus habituales bravuconadas, en un jugador con un enorme talento.

Es la tercera vez en cuatro enfrentamientos que vence a Tsitsipas, al que parece haberle tomado la medida.

A pesar de la victoria, en la sala de prensa volvió a recordar su incidente con el juez de silla. “Dijo que estaba jugando demasiado lento, pero estadísticamente soy uno de los más rápidos”, explicó Kyrgios a los periodistas. “Tuve que ir a la banda para coger mi toalla, hay una cosa que se llama sudor con un calor de 30 grados centígrados que se te va a las manos. Necesitaba limpiarme las manos y me dio un aviso”.

Nick Kyrgios celebra uno de los puntos que ganó ante Stefanos Tsitsipas. (Foto: Thomas F. Starke / Getty Images).
Nick Kyrgios celebra uno de los puntos que ganó ante Stefanos Tsitsipas. (Foto: Thomas F. Starke / Getty Images).

Genio y figura Kyrgios, que en cuartos tendrá en frente a Pablo Carreño, otro de los jugadores contra los que ha cargado en alguna ocasión. En septiembre de 2020 dijo del asturiano que, si no existiera la tierra batida, no estaría ni entre los 50 mejores del mundo.

VÍDEO | El punto asombroso de un niño de 7 años que recuerda a Federer

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente