Nicaragua y China iniciarán negociaciones para crear un TLC a finales de septiembre

·3 min de lectura
© Reuters

El ministro de Fomento, Industria y Comercio (Mific) de Nicaragua, Jesús Bermúdez, anunció que el Gobierno de su país iniciará diálogos para negociar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China a finales de septiembre. Durante los últimos años, el país centroamericano se ha convertido en un atractivo para Estados como Rusia, Irán y, recientemente, China.

Luego de 31 años de distanciamiento, el 10 de diciembre de 2021 China y Nicaragua restablecieron sus relaciones diplomáticas y comerciales. En la búsqueda de estrechar los lazos bilaterales, el Mific anunció el desarrollo de un posible TLC entre las dos naciones.

"A finales de este mes vamos a tener la primera negociación entre jefes y coordinadores de la negociación", aseguró Bermúdez. La reunión "va a ser para determinar los lineamientos, los alcances, grupos de trabajo y la fecha de las reuniones para ir avanzando en este proceso", añadió.

Previamente en julio, los dos países firmaron un "Acuerdo de Cosecha Temprana", el cual fue explicado por el Gobierno nicaragüense como el paso previo para un eventual TLC. Según el Mific, el acuerdo comercial con el gigante asiático busca eliminar el "90 % de todo el universo arancelario".

El acuerdo que ya está pactado desde julio entre las dos naciones permite que Nicaragua exporte a China sin aranceles productos como carne, despojos bovinos, algunos alimentos y licores, textiles y productos automotrices.

El acuerdo comercial fue concretado para implementarse en dos fases. En la primera, China se comprometió a comprar productos provenientes de Nicaragua que cubran la mayoría de exportaciones que anteriormente eran enviadas a Taiwán.

Según el compromiso de los dos países, la segunda fase busca que empresas chinas puedan invertir en Nicaragua en proyectos de infraestructura y desarrollo.

Actualmente Nicaragua tiene acuerdos comerciales con Chile, Estados Unidos, México, Panamá, República Dominicana y un acuerdo de asociación con la Unión Europea, según informó Mific.

El acercamiento estratégico de China

Nicaragua reconoció a Taiwán como Estado independiente en 1990 y desde ese entonces, su relación con China se deterioró casi en su totalidad, hasta finales del 2021. Entretanto, el gigante asiático ha mostrado sus intenciones de ampliar su presencia en la región en el país centroamericano.

Tan solo unos días después de anunciar la reapertura de las embajadas, China donó más de un millón de dosis de vacunas contra el Covid-19 a Nicaragua y una gran cantidad de jeringas, según informó el Gobierno de Ortega.

De igual manera, Beijing anunció la financiación de más de 60 millones de dólares para construir viviendas públicas en Managua, bajo la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo de China.

Recientemente, el Gobierno de Xi Jinping también ha restablecido sus relaciones diplomáticas y comerciales con otros países de la región como Panamá, El Salvador, República Dominicana y Costa Rica.

Nicaragua, un atractivo también para Rusia e Irán

En junio de este año, el Congreso de Nicaragua dio luz verde a un proyecto que permite la presencia de buques de guerra, tropas y vehículos militares rusos en el país, con el fin de apoyar el entrenamiento de la lucha antidrogas y otras actividades ilícitas, según informaron los legisladores.

De igual manera, para marzo de este año Managua acordó cooperar con Moscú en temas energéticos, médicos y nucleares, sin dar mayores detalles.

Por su parte, el Gobierno iraní fortaleció las relaciones con el nicaragüense desde 2012. Diez años después, el ministro de Petróleo de Irán, Javad Owji, visitó Managua, desde donde anunció nuevos acuerdos en temas de agricultura y crudo.

Asimismo, Teherán se comprometió a suministrar combustible al país centroamericano y se discutió sobre la posibilidad de construir una nueva refinería petrolera en el país.

Con EFE y medios locales