Ni clase media ni pobres: lo complicado de decir a qué clase social perteneces en México

·5 min de lectura
Una familia de clase media tiene al menos una computadora y se gasta al menos 210 dólares trimestrales comiendo y bebiendo fuera de casa. (Getty Images)
Una familia de clase media tiene al menos una computadora y se gasta al menos 210 dólares trimestrales comiendo y bebiendo fuera de casa. (Getty Images)

La polémica sobre la clase media ha alcanzado todos los rincones de México. Uno de los primeros en poner el foco sobre esa clase socioeconómica fue el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien los ha mencionado con frecuencia en sus discursos para justificar sus triunfos y reveses políticos.

Pero más allá de la diatriba, nadie sabe exactamente qué es clase media en México y quienes pertenecen a ella. Algunos indicadores foráneos calculan la clasificación social a partir de la renta, mientras que otras corrientes incluyen variables sociológicas como la estabilidad laboral y el nivel educativo.

En julio 2022, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó un estudio exploratorio en el que trató de cuantificar la clase media de México basándose en estadísticas de hace doce años, recabadas durante la encuesta nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares de 2010.

El Inegi comparó los resultados de la encuestas nacionales del 2010 y el 2000 para comprender la evolución de las clases medias mexicanas en los primeros años del siglo XXI.

En esa fotografía de la sociedad mexicana de hace una década, el Inegi concluyó que un pequeño porcentaje de la población pertenece a la case alta, específicamente el 1.7% de los mexicanos, distribuidos en el 2.5% de los hogares.

Un grupo numeroso, formado por el 39.2% de la población total son de clase media, que viven en el 42.4% de los hogares del país.

Mientras que la mayoría de los mexicanos son de clase baja. El 59.1 % de la población y el 55.1% de los hogares se encuentran en la base de la pirámide socioeconómica del país.

Así es una familia de clase media

Como el objeto del estudio era la cuantificación de la clase media mexicana, el Inegi describió cómo sería una familia de clase media sí eligieran al azar a uno de los hogares analizados.

Esa familia probablemente tendría al menos una computadora, gastaría unos 4.400 pesos mexicanos (210 dólares) trimestrales en comer y beber fuera de casa, tendría acceso a una tarjeta de crédito y al menos uno de ellos estaría empleado. El jefe de esa familia probablemente estudió al menos hasta concluir su educación media superior, es casado y encabeza un hogar de 4 personas.

En términos absolutos, 12.3 millones de hogares y 44 millones de personas constituían hace una década la clase media mexicana. Tres de cada cuatro personas de la clase media vivía en un ambiente urbano.

Una borrosa descripción de la pobreza

La descripción de la pobreza que hace el Inegi es mucho más ambigua. Lo primero que aclara es que pertenecer a la clase baja mexicana no es sinónimo de pobreza. Los investigadores no creen que los pobres constituyan una clase social, sino que es una condición que puede presentarse con una mayor probabilidad entre los que pertenecen a la clase baja.

Los criterios para definir la pobreza en México son multifactoriales. Una persona se encuentra en situación de pobreza cuando presenta al menos una carencia social y no tiene suficientes ingresos para satisfacer sus necesidades. Si una persona de bajos recursos tiene cubiertos todos sus derechos sociales (educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios básicos y alimentación) no es considerada pobre.

Por eso el nuevo estudio habla de las familias trabajadoras no pobres, que son aquellas que tienen la oportunidad de poner en práctica sus conocimientos para generar ingresos, y con ese dinero pueden pagar por bienes y servicios básicos.

“Así pues la clase baja, lo mismo que la clase media, resulta un segmento heterogéneo pero estable en el que se presentan distintas situaciones de previsión frente a la adversidad, de cercanía a los mecanismos de protección del Estado y de pertenencia a redes de solidaridad grupal”.

El Inegi indica que las personas de cualquier clase social pueden enfrentar temporalmente situaciones que las lleven a la pobreza, como la pérdida súbita del principal proveedor, la presencia de una enfermedad o accidente grave entre los miembros de su familia. La pobreza también puede generarse en distintas clases sociales debido a un episodio de hiperinflación o una recesión económica profunda en el plano macroeconómico.

“Por ello la condición de pobreza fluctúa más que la pertenencia a una clase social propiamente dicha”, dijo el informe del Inegi.

La nueva publicación de la autoridad estadística mexicana pinta un panorama similar al de otros estudios publicados en el extranjero, pero las descripciones de las clases socioeconómicas es menos clara.

Más pobres que los españoles

The Economist analizó el año pasado la situación de la clase media mexicana y determinó que aunque había crecido eran más pobres que sus pares españoles.

La clase media mexicana ahora tiene la posibilidad de vestirse bien, comprar vehículos y acceder a los avances de la tecnología. Pero The Economist dice que esa capacidad de compra no les ha asegurado la estabilidad.

Ese estudio Inegi no incluye recientes sacudones económicos causados por la pandemia, que el instituto ha analizado en otras investigaciones. La más reciente Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares del Inegi concluyó que el COVID-19 hizo que casi 6.3 millones de mexicanos dejaran de pertenecer a la clase media.

En 2018, la proporción de personas que pertenecían a la clase media en México era del 42.7%, el punto más alto de los últimos 20 años.

Sin embargo, en 2020, la clase media disminuyó hasta el 37.2% de la población mexicana; una cifra que incluso es menor a la de 2010, cuando el 39.2% de los mexicanos eran clasemedieros, informó la publicación Expansión.

Otro asunto es el tema de la percepción. Es decir, creerse de una clase social y pertenecer a otra. La analista política Viri Ríos dice que el 61 por ciento de los mexicanos cree ser clase media. Pero en realidad al menos 43 millones de mexicanos viven en condición de pobreza moderada aunque creen que son clase media.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Cuánto cuesta vivir en México?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente