Parece un niño pero tiene 22 años y se ha convertido en una celebridad en redes

Tiene 22 años, pero la apariencia y la voz de un niño. Este es Jader Morris, un adulto atrapado en el cuerpo de un niño. El joven hondureño se ha convertido una estrella en redes sociales gracias a un vídeo en el que se observa como un policía le pide el DNI en el interior de una discoteca.

El agente se acerca a la mesa donde se encuentra con el resto de sus amigos tomando unas bebidas para pedirle que se identifique, puesto que por su aspecto físico aparenta tener menos de la edad legal que se necesita para frecuentar esta clase de locales. La sorpresa llegó cuando el agente se dio cuenta de que Jader tenía realmente 22 años. Su sorprendente reacción levantó las carcajadas de todo el grupo. Esta publicación cuenta con 60 millones de reproducciones y más de cinco millones de ‘me gusta’.

Bajo el nombre de @elmorrishn, el joven explica que tiene un déficit en la hormona del crecimiento que es la causa de que su cuerpo no se desarrolle de la misma manera que el de los demás. “Tengo un problema hormonal y por ello, mi cuerpo dejó de crecer a los 11 años”, explica. Lo cierto es que, a pesar de este hecho aislado, cada vídeo que sube a sus redes sociales desde entonces se convierte en todo un éxito. Tanto es así, que el hondureño se dedica a crear contenido y acumula ya más de 700.000 seguidores en TikTok. También está aprovechando el tirón para crecer en otras plataformas tales como YouTube o Twitch.

Sin duda, un ascenso meteórico que le puede llevar a cumplir su sueño: triunfar en la televisión. “Yo me siento contento, antes sí me acomplejaba, pero lo vi como una oportunidad a la que sacar provecho”, reconoce Jader. Debido a su aspecto, sufrió bullying en el colegio, por lo que decidió dejar la escuela al acabar la primaria y estudiar barbería, aprender inglés y después, informática.