Esta niña no puede caminar pero sus amigos y familiares se las ingeniaron para que pueda patinar

El amor puede tener la suficiente fuerza como para mover el mundo o sino que se lo digan a Joana, una niña de poca edad a la que un trastorno genético extremadamente raro le impide caminar. Sin embargo, sus amigos y familiares han tenido un gesto que nunca olvidará. Juntos han elaborado una herramienta improvisada para que Joana se lo pase igual de bien que todos los niños de su edad en la pista de patinaje.

Se trata de una especie de columpio con ruedas y elementos de sujeción para que la niña vaya en posición de pie, pero sujetada por unas correas que acaban en su cintura, evitando así cualquier tipo de caída. En realidad, sus pies se apoyan sobre una tabla de skate, solo que, al no poder moverla por sus propios medios, tiene que ser otra persona la que empuje el armazón desde atrás para ponerla en marcha, sujetarlo de los lados para que gire o hacer fuerza para frenar.

Joana sufre un trastorno genético extraño que afecta a la proteína MEF2C, esencial para el correcto funcionamiento de los sistemas musculoesquelético, cardiovascular, neurológico, craneofacial e inmunológico. Sus síntomas varían mucho y generalmente se presentan cuando el paciente tiene entre uno y dos años. Algunos de los rasgos más notables son la disminución del tono muscular, un retraso global del desarrollo o anomalías a nivel cerebral. Actualmente no existe un tratamiento y la atención se individualiza dependiendo de los síntomas.

Sin embargo, la pequeña demuestra que a ilusión no le gana nadie. Una forma de sobreponerse a los obstáculos y luchar por ser feliz sin importar el qué dirán.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente