New Clark, la ciudad perfecta que aliviaría el caos de Manila

Imagen del aspecto hipotético que tendrá la ciudad de New Clark. (Crédito imagen: <span class="image-source-only"><span class="image-source">BCDA Group).</span></span>
Imagen del aspecto hipotético que tendrá la ciudad de New Clark. (Crédito imagen: BCDA Group).

Que el mundo está sufriendo una revolución urbana en estos momentos es especialmente visible en Asia, continente donde el futuro se construye, tal y como os comenté hace dos años en este post sobre la ciudad de Lavassa en India. Forzada por niveles inadmisibles de contaminación, China, es probablemente el mejor exponente de esta renovación verde a la hora de diseñar nuevos entornos urbanos, y como ejemplo tenemos el proyecto Ciudad Bosque cuyas obras deberían concluir en apenas dos años.

Hoy he descubierto que el archipiélago filipino también desea subirse al tren de las ciudades verdes, como estrategia para acabar con el problema de híper-densidad demográfica de su capital, Manila, una ciudad donde los atascos de tráfico no acaban jamás. Podemos imaginar lo que esto significa para la calidad del aire que respiran los habitantes de la capital de Filipinas.

La idea es construir una ciudad sostenible completamente nueva, a la que llamarían New Clark, a 120 kilómetros de Manila. La idea obviamente no saldría barata, de hecho, se han estimado costes por 14.000 millones de dólares para la construcción de un área de un tamaño superior al de Manhattan.

Representación artística del área ocupada por New Clark. (Crédito imagen: BCDA Group).
Representación artística del área ocupada por New Clark. (Crédito imagen: BCDA Group).

La propuesta ciudad ecológica aprovechará lo último en tecnología para reducir las emisiones (drones, coches eléctricos sin conductor, etc.) así como para reducir las necesidades de agua y energía en sus edificios. En el papel, el proyecto incluye un complejo deportivo gigantesco y abundancia de espacios verdes.

La construcción de New Clark tomará tres décadas hasta su finalización. Según su plan de desarrollo, la ciudad ocupará una superficie superior a los 90 kilómetros cuadrados y albergará a un máximo de 2 millones de personas.

New Clark se dividirá en cinco distritos, cada uno de los cuales tendrá una función específica: gobierno, negocios, educación, agricultura y recreo.

A pesar de que aún no se conoce el diseño exacto de New Clark, los técnicos que la proyectan afirman que su plan urbano dará prioridad a la sostenibilidad medioambiental y a la resiliencia climática.

Imagen que tendría el área deportiva en el distrito recreativo de New Clark. (Crédito imagen: BCDA Group).
Imagen que tendría el área deportiva en el distrito recreativo de New Clark. (Crédito imagen: BCDA Group).

Situada a una altitud de 56 metros sobre el nivel del mar, la ciudad probablemente no sufra demasiados problemas de inundación durante la estación lluviosa.

Para reducir las emisiones de carbono, dos tercios de la superficie de New Clark se reservarán para granjas, parques y otros espacios verdes.

Por lo que puedo leer, las entidades encargadas de su construcción, el organismo gubernamental BCDA y la empresa Surbana Jurong, planean iniciar el proyecto para el año 2022.

La idea, como os he comantado anteriormente, es que New Clark se convierta en una ciudad gemela para Manila, con lo que se pretende aliviar la congestión poblacional de la capital de Filipinas.

Según declaraciones al medio estadounidense CNBC del consejero delegado de Surbana Jurong, el señor Heang Fine Wong: “gradualmente veremos cómo Manila se convierte en una ciudad diferente, mientras que en New Clark veremos la llegada de nuevas empresas tecnológicas que desean establecerse allí”.

No obstante, la visión de New Clark ciertamente suena utópica. A pesar de los ambiciosos planes, la idea de convencer a los residentes de Manila para que se muden a New Clark no resultará sencilla. Para ello, el plan incluye la construcción de una nueva línea ferroviaria de alta velocidad que podría reducir el tiempo de viaje entre ambas ciudades a la mitad.

Hay que recordar que la situación económica de Filipinas no es demasiado buena y que construir desde cero toda una ciudad ecológica tendrá un coste muy considerable. El señor Wong cree, sin embargo, que el proyecto podrá realizarse gracias a la asociación entre empresas privadas y organismos públicos.

Imagen del distrito de negocios planeado para New Clark. (Crédito imagen: BCDA Group).
Imagen del distrito de negocios planeado para New Clark. (Crédito imagen: BCDA Group).

No obstante, en los últimos años algunos países –especialmente China– han anunciado planes para desarrollos urbanos considerados “castillos en el aire”. De hecho, algunos proyectos ya realizados han fracasado a la hora de atraer a masas de población significativas, por lo que se han convertido en ciudades fantasmas. Ese es el caso de Xiangluo Bay, un enorme distrito diseñado como centro de negocios junto a la ciudad de Tianjin. En teoría iba a convertirse en la “Manhattan de China”, pero en la actualidad está a medio construir y en su mayor parte despoblada.

¿Llegará a construirse New Clark? Algunos expertos en urbanismo creen que construir una ciudad partiendo enteramente de planos rara vez soluciona los problemas existentes, sin embargo diseñarla puede ayudar a los encargados de la planificación urbana a imaginar soluciones posibles a problemas reales.

Me enteré leyendo Bussinesinsider.com

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente