Primera gran nevada con millones de ucranianos sin calefacción por los bombardeos rusos

Kiev, la capital ucraniana amanecía este sábado cubierta por un gran manto blanco, la nieve es la señal que marca el arranque de los tiempos más duros desde el inicio de la invasión rusa.

Los intensos bombardeos sobre las infraestructuras energéticas del país han dejado a millones de personas sin luz. Algunos vecinos, como Eugenia hacen gran parte de sus tareas diarias prácticamente a oscuras, con la ayuda de unas cuantas velas.

Y no sólo en Kiev, en otras grandes ciudades como Odesa, la situación es similar como explica la vendedora de una tienda de ropa

"Cada día es peor porque los rusos están bombardeando nuestras infraestructuras. Hoy tampoco tenemos conexión telefónica. Mi madre vive en otra ciudad, yo vivo en Odesa. Esta mañana intenté todo el rato ponerme en contacto con ella, para decirle que todo estaba bien, pero no pude", comenta Julija Zelena.

Solamente durante la jornada del pasado martes, el Ejército ruso lanzó un centenar de misiles sobre las ciudades ucranianas.

Se calcula que además de la capital, otras 17 provincias sufren cortes del suministro eléctrico.

Aproximadamente la mitad de las infraestructuras energéticas del país necesitan reparaciones urgentes para volver a entrar en servicio.