Netflix pierde un tercio de su valor tras anunciar su mayor pérdida de suscriptores en una década

·3 min de lectura
Close-up photography (Photo: John Lamb via Getty Images)
Close-up photography (Photo: John Lamb via Getty Images)

Close-up photography (Photo: John Lamb via Getty Images)

Netflix vive su momento más crítico de los últimos años. En los primeros meses de 2022, la plataforma ha perdido 200.000 suscriptores, su primera caída en diez años y ha ganado un 6,4% menos. Esto ha provocado un hundimiento de su valor en bolsa del 37% (unos 55.000 millones de dólares) y le obliga a dar un giro a la situación para recuperar clientes.

Los ejecutivos de Netflix achacaron esos datos peores de lo esperado al incremento de la competencia en el sector del “streaming” y a otros factores como la inflación, los efectos económicos de la guerra de Ucrania y la paralización de rodajes por el coronavirus.

Una hora antes del cierre de la sesión en Wall Street, Netflix se desplomaba más del 36 % en una reacción muy negativa de los inversores a sus resultados del primer trimestre publicados en la víspera, que reflejaban errores de cálculo sobre su crecimiento.

Varias entidades financieras rebajaron hoy el atractivo de la compañía, que parece abocada a registrar su peor jornada bursátil desde 2011 ante su sorprendente pérdida de 200.000 suscriptores entre enero y marzo, pues la estimación interna apuntaba a que crecería en 2,5 millones de abonados más.

La plataforma, que redujo ligeramente su beneficio a nivel interanual porque se comprimieron sus márgenes, no parece tener unos planes inmediatos para mejorar la situación y anticipa una pérdida de suscriptores muy superior en el trimestre actual, de 2 millones de usuarios.

La guerra del ‘streaming’

En la denominada “guerra del streaming”, Netflix sigue siendo la líder frente a Disney+ o Amazon Prime Video, pero los expertos apuntan a una amenaza para todo el sector: la vuelta a la normalidad tras la época dorada que ha supuesto la pandemia para el ocio y el entretenimiento digitales.

El analista Rich Greenfield, de la firma LightShed, dijo al canal CNBC que la base de suscriptores “se está ralentizando más pronto” de lo esperado y eso también es un “problema” para sus competidoras, porque el “negocio del ‘streaming’ parece más pequeño, mucho más competitivo y menos rentable”.

Nuevos planes

La compañía es consciente de que uno de sus principales problemas es que casi la mitad de sus 221,64 millones de suscriptores comparten cuentas con otros hogares. Por ello, es un aspecto que quieren “monetizar” y al que sumarían otra posible vía de ingreso, un modelo de suscripción con anuncios, más barato.

En este sentido, el co consejero delegado de Netflix, Reed Hastings, admitió durante una conferencia con analistas que la compañía estudia el lanzamiento de un plan de menor coste en el que se incluiría el visionado de anuncios publicitarios.

“No es una solución a corto plazo porque una vez que comienza a ofrecer un plan de menor precio con anuncios como opción, algunos consumidores lo toman. Y tenemos una gran base instalada que probablemente esté muy contenta donde está”, indicó el ejecutivo, subrayando que, en términos de potencial de ganancias, el mercado publicitario ‘online’ ha avanzado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente