Netanyahu y sus aliados obtienen la mayoría para gobernar Israel, tras el recuento final

Sin sorpresa, los resultados finales de las elecciones en Israel confirman la victoria de el ex primer ministro Benjamín Netanyahu, tras más de un año en la oposición.

Netanyahu y sus socios, ultraderechistas y ultraortodoxos, con 64 diputados superan la mayoría mímina necesaria para gobernar el Parlamento de 120 escaños.

El actual primer ministro en funciones, Yair Lapid, ya se comunicó con Netanyahu para felicitarlo por su victoria e informarle que ya dio "instrucciones a toda su oficina para preparar un traspaso de mando en orden".

Netanyahu volverá a liderar Israel mientras continúa el juicio en su contra, en el que se le acusa de fraude, cohecho y abuso de confianza en cuatro casos distintos de corrupción.